Ban aboga por el desarme en una cumbre sobre seguridad nuclear

Share

24 de marzo, 2014 — El Secretario General de la ONU manifestó hoy en La Haya que el desarme debe ser una prioridad de la agenda global sobre seguridad nuclear y que eso es mejor que cualquiera alternativa encaminada a reducir los riesgos del uso de ese tipo de armas.

Ban Ki-moon afirmó durante un discurso en la apertura de la Cumbre de Seguridad Nuclear, que se celebra en Holanda, que la no proliferación y los controles de material nuclear son realmente importantes, pero ninguna de esas medidas ofrece garantías contra el uso futuro de armas nucleares.

“Permítanme que sea claro: la seguridad nuclear está en peligro por la sola existencia de tales armas y la gran cantidad de material nuclear utilizable como arma almacenado fuera de cualquier control regulador internacional”, manifestó el Titular de la ONU.

Ban Ki-moon dio la bienvenida a las medidas adoptadas por algunos Estados que disponen de ese armamento para cerrar instalaciones y alentó a aquellos que no han actuado de manera similar a dejar de producir material fisible para armas nucleares y a desmantelar instalaciones relacionadas con esos programas.

El Secretario General manifestó su firme apoyo a los esfuerzos que se están realizando para que Irán garantice que usa la tecnología nuclear sólo con propósitos pacíficos y también urgió de nuevo a Corea del Norte a cumplir con todas las resoluciones del Consejo de Seguridad y resolver el problema por vías pacíficas.

Ban también se refirió a Ucrania y recordó que las garantías de seguridad fueron una condición esencial para su adhesión al Tratado de No Proliferación Nuclear.

“Sin embargo, la credibilidad de las garantías que recibió Ucrania en el Memorando de Budapest de 1994 ha sido gravemente minada por eventos recientes”, señaló Ban y agregó que las implicaciones de ello son profundas, “para la seguridad regional y la integridad del régimen de no proliferación nuclear”.

El Secretario General consideró que la seguridad nuclear sigue siendo una preocupación acuciante así como el riesgo de terrorismo nuclear y destacó que, si bien los Estados son los principales responsables de evitar la adquisición de esas armas por terroristas y actores no estatales, “la cooperación internacional y la asistencia son indispensables”.

A este respecto resaltó el rol que la ONU juega para fortalecer el marco internacional para la seguridad nuclear, en parte a través de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), así como para ayudar a los Estados a prevenir y frenar el comercio ilícito de material nuclear y radiológico, en lo que trabaja la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).

Noticias relacionadas