Afganistán: UNAMA y el Consejo de Seguridad condenan el atentado en Faryab

El representante adjunto de la ONU en Afganistán, Foto: UNAMA/Eric Kanalstein

Share

18 de marzo, 2014 — La Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) y el Consejo de Seguridad condenaron hoy de forma enérgica el ataque suicida cometido este martes en la provincia de Faryab, al norte del país, que dejó 15 civiles muertos y 47 más heridos.

Según informaciones preliminares, un individuo que portaba un traje cargado de explosivos lo detonó en el centro de Maimana, la capital de la provincia.

Las autoridades locales de salud confirmaron a dos niños entre las víctimas fatales y a una mujer embarazada entre los heridos.

El representante adjunto de la ONU para Afganistán, Nicholas Haysom, indicó que el aumento continuo de muertes de civiles a causa de artefactos explosivos es trágico. “Su uso en lugares públicos como mercados es atroz e injustificable”, recalcó.

Haysom reiteró el llamamiento de la UNAMA a detener de inmediato el uso indiscriminado de esos explosivos, sobre todo en las áreas densamente pobladas.

La Misión recordó que la utilización de explosivos de ese tipo puede constituir un crimen de guerra y que la ley humanitaria internacional prohíbe tanto ese tipo de armas como los ataques que no distinguen a los civiles de los objetivos militares.

El Consejo de Seguridad también condenó enérgicamente este atentado y expresó sus condolencias a las familias de las victimas y sus deseos de una pronta recuperación a los heridos.

En un comunicado, los miembros de ese órgano reiteraron su preocupación por la amenaza que los Talibán, Al Qaeda y otros grupos armados ilegales representan para la población, las fuerzas de seguridad nacionales y para los esfuerzos internacionales de asistencia a Afganistán.

Además, reafirmaron que el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones es criminal e injustificable, cualquiera que sea su motivación, quien lo comete o donde tiene lugar y no debe asociarse con religión alguna, nacionalidad, civilización o grupo étnico.

También reiteraron que ningún acto terrorismo puede revertir el camino hacia la paz, la democracia y la estabilidad en Afganistán, que cuenta con el apoyo del pueblo y el gobierno de ese país y de la comunidad internacional.

En lo que va del año, el uso de artefactos explosivos, que incluye los atentados suicidas, ha dejado a 190 personas muertas en este país.


Noticias relacionadas