El Consejo de Seguridad renovó el mandato de la UNSMIL por un año más

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto:/Evan Schneider

Share

14 de marzo, 2014 — El Consejo de Seguridad renovó hoy el mandato de la Misión de la ONU de Apoyo en Libia (UNSMIL) hasta el 13 de marzo de 2015 y subrayó que apoyar la transición de ese país hacia la democracia es una “prioridad inmediata”.

Los 15 miembros del Consejo encomiaron a la UNSMIL a asistir en la realización de un diálogo nacional inclusivo y transparente, así como en el proceso electoral y en la redacción de una nueva Constitución. También deberá controlar las armas y otros materiales relacionados y frenar su proliferación.

Ese órgano hizo también un llamamiento al gobierno libio a promover y proteger los derechos humanos y a llevar ante la justicia a quienes violen las garantías básicas. Además, decidió prorrogar por un año el mandato del panel de expertos que asesora al Comité de Sanciones sobre Libia.

El lunes pasado, el Representante del Secretario General para ese país, Tarek Mitri, informó al Consejo de la grave crisis política que vive Libia y de la inestabilidad y actos de violencia que eso provoca en este periodo de transición.

“En los últimos tres meses ha habido un incremento dramático de la violencia en todo el país”, señaló Mitri en aquella sesión y recalcó que Libia “afronta el riesgo de meterse en una nueva trayectoria de violencia sin precedentes”.

El Consejo de Seguridad también analizó este viernes la situación en la República Democrática del Congo y las actividades de la Misión de la ONU en ese país, la MONUSCO, así como los acontecimientos más recientes en la región de los Grandes Lagos, de lo que informó por videoconferencia la enviada de la ONU para esa zona, Mary Robinson.

Martin Kobler, jefe de la MONUSCO, explicó al Consejo el apoyo que las tropas de esa Misión están dando al ejército congolés para neutralizar a grupos armados y proteger a civiles porque, aseguró, “la paz y la estabilidad son las bases para el desarrollo económico, la integración regional y que la gente pueda vivir en paz”.

También aludió a las deficiencias que persisten en los procesos de desmovilización y reintegración de combatientes acordados, y agregó que es crucial además la reforma en el sector de la seguridad.

“MONUSCO no puede estar allí para siempre, tiene que marcharse. Pero sólo podrá hacerlo si hay un ejército que reemplaza a los cascos azules y a la Brigada de Intervención”, explicó Kobler al término de la sesión.

Agregó que la acción militar puede dar algunos resultados, y de hecho así ha sido, pero es necesario que a eso siga “un proceso civil”, para desarrollar la economía, el sector público y otros aspectos relacionados con la recuperación del país.


Noticias relacionadas