El representante sirio en la ONU afirma que el terrorismo extranjero es la principal amenaza a su país

Bashar Ja’afari, Foto de archivo: ONU//JC McIlwaine

Share

13 de marzo, 2014 — El representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, afirmó hoy que los gobiernos de Turquía, Qatar y Arabia Saudita han financiado, entrenado y enviado a cientos de terroristas provenientes de 83 Estados a operar en su país, con la connivencia y el silencio de importantes miembros del Consejo de Seguridad.

En un encuentro con la prensa tras participar en una reunión del órgano de seguridad celebrada este jueves, el diplomático sirio afirmó que el terrorismo es la principal amenaza que sufre su país.
Añadió que miles de sus compatriotas han muerto o han resultado heridos por acciones de los terroristas que provienen de lugares tan dispersos como Burkina Faso, Nueva Zelandia y Lituania.

“Han pasado tres años desde el inicio de la llamada crisis siria y finalmente algunas delegaciones en el Consejo de Seguridad han reconocido la presencia de terroristas en mi país. Finalmente han reconocido hechos que ellos apoyaron o ignoraron deliberadamente, porque sus propios gobiernos fueron parte integral de los instigadores del terrorismo dentro de mi país”, señaló Jaafari.

El diplomático subrayó que estos terroristas deben responder por sus actos, al igual que los gobiernos de los cuales han recibido apoyo. Sin embargo, expresó pesimismo de que esto pueda ser así porque, en su opinión, “algunos de los miembros con influencia dentro del Consejo trabajan en contra del gobierno sirio y están facilitando los movimientos de estos tres gobiernos”.

“Turquía, porque es miembro de la OTAN, y Arabia Saudita y Qatar, porque sirven a los intereses geopolíticos de los grandes dentro del Consejo”.

Jaafari también afirmó que algunos funcionarios de la ONU mantienen silencio.

Noticias relacionadas