El jefe de Operaciones de Paz informó al Consejo de Seguridad de las dificultades en Darfur y Sudán del Sur

El Consejo de Seguridad de la ONU Foto: UN Photo/Mark Garten

Share

12 de marzo, 2014 — El responsable de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, Hervé Ladsous, informó hoy al Consejo de Seguridad de la reciente escalada de violencia en Darfur y de las medidas que deberían tomarse para que la Misión en esa región sudanesa sea más eficaz en su mandato de proteger a civiles.

“Estamos muy preocupados por la renovada violencia intercomunal en Darfur durante las últimas seis semanas, que ha provocado probablemente el desplazamiento forzoso de unas cien mil personas más”, explicó Ladsous tras finalizar la sesión de consultas a puerta cerrada.

Agregó que la Misión Conjunta de la ONU y la Unión Africana para Darfur (UNAMID) ha hecho mucho para proteger a civiles y facilitar la ayuda humanitaria, pero también ha visto impedido su acceso a áreas en conflicto.

Ladosus informó a los miembros del Consejo también de la revisión que se ha hecho de las actividades de UNAMID, con el fin de hacerla más eficaz, así como de las medidas que deberían adoptarse para que cumpla mejor su misión.

“El objetivo final es que UNAMID esté mejor equipada y mejor situada para cumplir con sus deberes de una forma agresiva y efectiva. La tarea prioritaria de UNAMID y de nuestra gente en Darfur sigue siendo proteger a la población civil”, subrayó.

El Consejo también analizó este miércoles las relaciones entre Sudán del Sur y Sudán, así como la situación en la región petrolera de Abyei, que se disputan ambos países,

Los miembros de ese órgano recibieron información actualizada del propio Ladsous sobre esos asuntos así como del enviado especial del Secretario General, Haile Menkerios.

Respecto de Sudán del Sur, Ladsous manifestó que persisten muchos problemas y que la Misión de la ONU, la UNMISS, afronta numerosas dificultades para proteger a la población civil y para moverse por el país.

Señaló que ya está en Sudán del Sur una delegación de Naciones Unidas que investigará un reciente suceso en el que militares sur sudaneses interceptaron varios camiones de la ONU con contenedores que trasladaban armas para el contingente de Ghana, que forma parte de la UNMISS. Ese tipo de envíos deben realizarse por vía aérea.

Ladsous agregó que tenía la esperanza de que incidentes como ese no vuelvan a ocurrir y de que se respeta el acuerdo entre la ONU y el gobierno, de forma que la UNMISS pueda trabajar con libertad.

Por otra parte, el Consejo de Seguridad lamentó la falta de progreso en la implementación de los compromisos que acordaron Sudán y Sudán del Sur en 2012 para mejorar sus relaciones y expresaron preocupación por el deterioro de la situación humanitaria y la tensión en Abyei.

La presidenta de turno del Consejo, la embajadora de Luxemburgo, Sylvie Lucas, explicó al termino de las consultas que miembros de ese órgano también se mostraron preocupados por el fracaso de las negociaciones entre el gobierno sudanés y el Movimiento para la Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N), reanudadas en febrero, para cesar las hostilidades en Kordofan del Sur y los estados de Nilo Azul.

Noticias relacionadas