La ONU alarmada por la destrucción del patrimonio cultural sirio

Crac des Chevaliers, Siria Foto: UNESCO/Jean-Pierre Heim

Share

12 de marzo, 2014 — El Secretario General de la ONU, la Directora General de la UNESCO y el Enviado Especial conjunto de la ONU y la Liga Árabe para Siria, llamaron hoy a todas las partes del conflicto en ese país a cesar de inmediato la destrucción de su patrimonio cultural.

Cuatro sitios de incalculable valor se están utilizando para fines militares o han sido transformadas en campos de batalla: las ruinas monumentales de Palmira, el castillo del Crac de los Caballeros, la Iglesia de San Simeón y Alepo, incluida la Ciudadela vieja de Alepo.

Ban Ki-moon, Irina Bokova y Lakhdar Brahimi advirtieron en un comunicado conjunto que mientras el pueblo sirio continúa siendo víctima de un sufrimiento incalculable, el rico tapiz de su herencia cultural está siendo despedazado.

Condenaron con vehemencia el uso de esos sitios para propósitos militares y llamaron a todas las partes a cumplir sus obligaciones con la Convención de La Haya de 1954 sobre la protección de la Propiedad Cultural en los Conflictos Armados.

Asimismo instaron a todos los profesionales y países involucrados con las aduanas, mercados y comercio de arte, al igual que a individuos y turistas, a estar alerta sobre la circulación de bienes culturales sirios robados, así como a verificar el origen de objetos de arte que pudieran haber sido importados,exportados u ofrecidos en venta ilegalmente.

Los tres funcionarios de la ONU subrayaron que los esfuerzos para salvar el patrimonio cultural sirio deben ser parte de una voluntad más amplia de poner fin a la violencia y al logro de la paz.

Subrayaron que la destrucción de la herencia del pasado, priva a las generaciones futuras de un poderoso legado, profundiza los odios y la pesadumbre y socavan todos los intentos para alentar la reconciliación.

Noticias relacionadas