OPS llama a prevenir y tratar la enfermedad renal crónica

Foto: UN Photo/Gaston Guarda

Share

11 de marzo, 2014 — La diabetes y la hipertensión, sumadas al envejecimiento, son los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad renal crónica, que consiste en la pérdida progresiva de la función del riñón y afecta a uno de cada diez adultos en el mundo, subrayó hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La enfermedad renal crónica y el envejecimiento es el tema del Día Mundial del Riñón, este 13 de marzo, que está impulsado por la Sociedad Internacional de Nefrología y la Federación Internacional de Fundaciones del Riñón.

La OPS resaltó en un comunicado con ese motivo que en el último medio siglo la esperanza de vida ha aumentado en más de 20 años en América Latina y el Caribe.

Enrique Vega, asesor regional en Envejecimiento y Salud de la OPS manifestó que las perspectivas de vida crecieron incluso en el caso de personas con una o varias enfermedades crónicas y factores de riesgo, por lo que las repercusiones en órganos como el riñón han aumentado entre las personas de más edad.

La OPS recomienda realizar pruebas de daño renal en pacientes con alto riesgo. Los especialistas recomiendan exámenes de sangre y orina y medir la presión arterial.

En una etapa inicial, señaló la OPS, la enfermedad no presenta síntomas y puede ser tratada. Sin embargo, cuando está más avanzada, el paciente puede necesitar diálisis y hasta un trasplante de riñón.

En América Latina y el Caribe dos de cada tres personas mayores señalaron tener una de entre seis enfermedades crónicas frecuentes a esas edades y una proporción similar de individuos tenían al menos dos factores de riesgo, entre el hábito de fumar, el sobrepeso o la inactividad física según datos de la OPS.

Noticias relacionadas