La UNESCO pide más igualdad de género en la educación

Foto: UNESCO

Share

10 de marzo, 2014 — Cien millones de mujeres jóvenes en países de ingresos medios y bajos son incapaces de leer una sola frase, debido a la aguda desigualdad entre los géneros que existe en el ámbito de la educación, señaló hoy la UNESCO coincidiendo con la difusión de un informe sobre este asunto.

Ese desequilibrio impedirá además a la mitad de los 31 millones de niñas en el mundo que hay sin escolarizar que lleguen a asistir en algún momento a la escuela.

En el informe se pide dar prioridad a la equidad de género en el diseño de la nueva agenda de desarrollo sostenible posterior a 2015, de modo que cada niña tenga la oportunidad de acceder a una educación de calidad.

La UNESCO también destaca que a pesar de los progresos logrados desde 2011, solamente el 60% de los países han conseguido la paridad en la educación primaria y el 38% han llegado a ese equilibrio en la enseñanza secundaria.

En el caso de países de bajos ingresos, sólo el 20% ha conseguido una igualdad en la participación de niños y niñas en la enseñanza primaria y el 8% en el nivel más alto de la secundaria.

El documento de la UNESCO destaca que las jóvenes y las niñas que viven en los países árabes están en mayor desventaja y representan el 60% de la población no escolarizada, mientras que ese índice es del 57% en Asia Meridional y Occidental y del 54% en África Subsahariana.

“Es simplemente intolerable que se deje a las niñas atrás, Para las que son pobres, la educación es una de las vías más poderosas hacia un futuro mejor, ayudándolas a escapar de un circulo vicioso de pobreza”, manifestó la directora general de UNESCO, Irina Bokova.

“Los gobiernos deben garantizar que hay un acceso igualitario a la educación para afrontar este desequilibrio traumático”, recalcó.

El informe “Enseñando y Aprendiendo: lograr una calidad para todos” señala que no es suficiente que los niños vayan a la escuela, sino que necesitan aprender mientras están allí.

La baja calidad de la enseñanza en países de ingresos medios y bajos ha ocasionado que 175 millones de jóvenes sean incapaces de leer una frase, de los que el 61% son del género femenino.

Noticias relacionadas