La ONU alarmada por la crisis en Ucrania

Ban Ki-moon (Foto: ONU-Mark Garten)

Share

10 de marzo, 2014 — El Secretario General de la ONU expresó hoy su creciente alarma por los acontecimientos en Ucrania y señaló que recientes sucesos en la península de Crimea en particular “sólo han servido para agudizar la crisis”.

Ban Ki-moon recordó en un comunicado trasmitido a la prensa por su portavoz, Stéphane Dujarric, el llamamiento que ha hecho a las partes desde el inicio de la crisis para que rebajen las tensiones e inicien un diálogo directo y constructivo que permita forjar un camino a seguir pacífico.

Agregó que, a medida que las tensiones y la desconfianza crecen, urgía a todas las partes a abstenerse de acciones temerarias y de usar una retórica provocativa.

Ban señaló que la comunidad internacional “debe ayudar a los actores clave a calmar la situación y a trabajar hacia una solución política duradera y justa”.

“Un mayor deterioro de la situación tendría graves repercusiones para el pueblo de Ucrania, la región y la comunidad mundial”, subrayó el Secretario General.

También instó a las autoridades a garantizar que se respetan los derechos humanos de todos los ucranianos y en especial aquellos que atañen a las minorías.

“En este momento crucial no podemos permitirnos fallos de cálculo o no actuar”, enfatizó el Titular de la ONU y agregó que la solución de la crisis debe basarse en los principios de la Carta de Naciones Unidas, incluido solventar por medios pacíficos las disputas y respetar la unidad, soberanía e integridad territorial de Ucrania.

Por otra parte, el Subsecretario General de la ONU para los Derechos Humanos, Ivan Šimonovic, continúa su misión en Ucrania, donde analizará la situación de las garantías básicas.

Desde su llegada a ese país el pasado viernes, ha mantenido numerosos encuentros con altos funcionarios, representantes diplomáticos y miembros de organizaciones internacionales y de la sociedad civil y tiene previsto desplazarse a Crimea, entre otras actividades.

El Consejo de Seguridad se reunió hoy de nuevo para analizar la situación en Ucrania y la presidenta de turno y representante de Luxemburgo, Sylvie Lucas, explicó al salir de ella que miembros de ese órgano reiteraron su grave preocupación por esa crisis, así como su llamada a las partes a rebajar la tensión, a actuar con la máxima moderación y a abstenerse de realizar actos que pudieran exacerbar la situación.

Añadió que también expresaron su apoyo a los buenos oficios del Secretario General de la ONU, Ban KI-moon, para ayudar a encontrar una solución pacífica a la crisis y saludaban la misión que el Subsecretario General para los Derechos Humanos, Ivan Simonovic, lleva a cabo en estos momentos.

“Algunos miembros del Consejo también subrayaron que la decisión del Consejo Supremo de Crimea de realizar un referendo el 16 de marzo sobre el estatus de Crimea es contrario a la Constitución de Ucrania y por lo tanto ilegal”, señaló la presidenta del Consejo.

Los representantes de Francia y Reino Unido ante la ONU resaltaron en declaraciones a la prensa que esta era la quinta reunión sobre Ucrania que el Consejo celebraba en diez días y señalaron que en este caso se había centrado en Crimea.

El embajador francés. Gerard Araud, explicó que “hay una sensación de urgencia” entre los miembros del Consejo dada la proximidad de la convocatoria de esa consulta, que podría desatar toda suerte de reacciones en Rusia.

El representante británico, Mark Lyall Grant, manifestó por su parte que “cualquier votación ese día no puede ser considerada un reflejo legítimo de los deseos de la población de Crimea o de Ucrania.”



Noticias relacionadas