Relator de la ONU condena el amparo de la tortura bajo el secreto de Estado

El relator especial de la ONU sobre la Tortura, Juan Méndez (Foto: ONU/Jean-Marc Ferré)

Share

10 de marzo, 2014 — El relator especial de la ONU sobre la tortura, Juan Méndez, recordó hoy a los Estados que ese procedimiento cruel e inhumano está prohibido por las leyes internacionales en cualquier circunstancia y que la obligación de excluir pruebas obtenidas mediante su aplicación debe ser absoluta, incluido en el caso de políticas de seguridad nacional.

Méndez presentó este lunes un informe sobre sus actividades durante una sesión del Consejo de Derechos Humanos celebrada en Ginebra.

El relator condenó el uso de pruebas obtenidas mediante procedimientos secretos en los procesos judiciales, lo cual aumenta el riesgo de que parte de esa evidencia haya sido obtenida con malos tratos e impide que puedan ser desafiadas en una corte abierta.

“Los “secretos de Estado” no pueden crear excepciones para el respeto a los derechos humanos”, manifestó Méndez durante su opresentación.

También señaló que la “guerra contra el terrorismo” ha aumentado la presión sobre los países para obtener información y proteger a sus ciudadanos y agregó que en ese contexto muchas naciones rehúsan a someter a sus agencias de inteligencia al escrutinio y a la investigación internacional.

Noticias relacionadas