Ex líder miliciano congolés condenado por crímenes de guerra

Germaine Katanga, ex líder miliciano en la República Democrática del Congo, juzgado por crímenes de guerra por la CPI Foto: ICC-CPI/REUTERS/Michael Kooren(NETHERLANDS)

Share

07 de marzo, 2014 — La Corte Penal Internacional (CPI) declaró hoy culpable de crímenes de guerra y contra la humanidad a Germain Katanga, ex líder de un grupo armado en la República Democrática del Congo, en relación a las atrocidades ocurridas en 2003 en la localidad de Bogoro.

Katanga era en aquellos momentos comandante del grupo Ejército de Resistencia Patriótica en Ituri y el CPI lo ha condenado en calidad de cómplice de un crimen contra la humanidad (asesinato) y cuatro crímenes de guerra (asesinato, ataques a civiles, destrucción de propiedad y pillaje).

La CPI consideró que Katanga contribuyó de manera significativa a la planificación de los ataques lanzados el 24 de febrero de 2003 por parte de milicianos de la etnia Ngiti contra la población de Bogoro, en su mayoría de la etnia Hema. También facilitó la provisión de armas y de municiones a los autores de la matanza.

No obstante, la Corte lo absolvió por falta de pruebas suficientes de de los cargos de violación sexual y reclutamiento de niños para combatir. El ex líder miliciano continuará en prisión hasta que se dicte sentencia y su equipo de defensa dispone de 30 días para apelar el veredicto.

Cientos de hombres armados, incluidos menores entre sus filas, rodearon a los pobladores de Bogoro el día de los hechos y emprendieron una matanza indiscriminada usando machetes, flechas, morteros y armas semiautomáticas. En el ataque murieron varios centenares de personas y también se cometieron violaciones sexuales de mujeres y niñas.

El Secretario General de la ONU dio la bienvenida a la decisión de la CPI y afirmó que “es un veredicto importante para las víctimas de esos crímenes horribles, para la justicia internacional y para la lucha contra la impunidad en la República Democrática del Congo”.

En un comunicado, Ban Ki-moon reafirmó “el sólido compromiso de la ONU en apoyar el trabajo independiente de la Corte como parte central del sistema internacional de justicia criminal”.

También saludó la continua cooperación entre el gobierno de la República Democrática del Congo y la CPI y urgió a la autoridades congolesas a seguir con sus esfuerzos para exigir responsabilidades a los autores de graves crímenes de preocupación internacional.

Noticias relacionadas