El gobierno de Venezuela responsabiliza de la violencia a una corriente de la oposición

Elias Jaua, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela Foto archivo: UN Photo/JC McIlwaine

Share

04 de marzo, 2014 — Los actores y dirigentes de los hechos violentos ocurridos en Venezuela en las últimas semanas son los mismos que actuaron en el golpe de Estado contra el ex presidente Hugo Chávez en 2002 y en otros incidentes en 2004, 2007 y 2013, afirmó hoy el ministro de Relaciones Exteriores de ese país, Elías Jaua, durante una conferencia de prensa en la sede de la ONU en Ginebra, en la que abordó la crisis desatada desde el 23 de enero.

“Hay una corriente de la oposición que siempre toma el atajo de la violencia, que se sale de las normas constitucionales e intenta por la vía del ejercicio de la violencia provocar situaciones que debiliten al Estado venezolano, a sus instituciones y promover el derrocamiento de los gobiernos legítimos que el pueblo venezolano se ha dado”, afirmó Jaua.

El canciller subrayó que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha convocado a la Conferencia Nacional de Paz para emprender un diálogo con la oposición y todos los sectores de la sociedad, para abordar los desafíos que afronta el país.

Sobre los hechos de violencia, el diplomático indicó que están localizados en una pequeña porción del territorio y en algunas pocas ciudades.

También señaló que ninguno de los 71 casos de detención se produjo en el contexto de una manifestación pacífica ni por motivos políticos, sino que los detenidos están a disposición de la justicia por presuntos delitos de homicidio, destrucción de bienes públicos y agresiones a personas.

Elías Jaua se refirió, además, a las 18 personas fallecidas y aclaró que en tres casos se presume la participación de funcionarios que actuaron al margen de la ley, mientras que los demás decesos se produjeron en el contexto de la violencia.

El ministro también se refirió a la situación del líder opositor Leopoldo López, quien se encuentra detenido desde el 18 de febrero en una cárcel de procesados militares. Aclaró que esa medida fue tomada para garantizar la seguridad del dirigente y el pleno respeto de sus derechos.

Noticias relacionadas