Ban llama a acabar con la impunidad en la apertura de la sesión del Consejo de Derechos Humanos

Consejo de Derechos Humanos

Share

03 de marzo, 2014 — El Secretario General de la ONU expresó hoy preocupación por la impunidad de las violaciones de los derechos humanos cometidas en Siria, Sudán del Sur y la República Centroafricana, al pronunciar un discruso en la jornada inaugural de la 25 sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Ban Ki-moon señaló que esos conflictos son un triste recordatorio de las atrocidades que se pueden cometer cuando los autores de esos crímenes saben que sus actos no serán castigados.

Ban aplaudió al Consejo de Derechos Humanos por sus crecientes esfuerzos para poner de relieve las violaciones de las garantías fundamentales en el mundo.

Asimismo elogió el trabajo realizado por los relatores y expertos independientes y la valentía de las víctimas y de los testigos de esos crímenes.

“Todos aquellos que cometen esas acciones quedan advertidos: este Consejo y el mundo los están observando”, manifestó el Secretario General.

También encomió la labor llevada a cabo por las organizaciones civiles y urgió a los gobiernos a facilitar el trabajo de los defensores de los derechos humanos y a protegerlos frente a amenazas e intentos de intimidación.

El Presidente de la Asamblea General, John Ashe, manifestó en su discurso que desde el establecimiento en 2006 del Consejo de Derechos Humanos, este organismo de la ONU ha sido la referencia a nivel mundial para el fortalecimiento de la protección y la promoción de las garantías básicas.

Ashe aludió a los logros obtenidos por el Consejo pero añadió que también hay que ser conscientes de los obstáculos y limitaciones que tiene para abordar nuevos desafíos, incluidos los disturbios civiles y las crisis políticas y humanitarias.

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, manifestó por su parte que esta 25 sesión pone en marcha un año ambicioso para promover y proteger esos derechos en todas partes y para fortalecer los mecanismos relativos a las garantías básicas en todos los países.

Pillay subrayó en su intervención que el desarrollo también debe ser parte de la esfera de los derechos humanos, incluido en relación con la prevención de conflictos. Afirmó que, en ese sentido, el Consejo ha animado de forma consistente la discusión y la acción para garantizar que los derechos humanos fueran parte de la Agenda post-2015 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En cuanto a los desafíos que tiene delante el Consejo respecto de la protección de los derechos humanos, Pillay mencionó la creciente impunidad en numerosas partes del mundo, la falta de exigencia de responsabilidades según el Estado de Derecho y la violencia física o sexual que continúa afectando a más de un tercio de las mujeres.



Noticias relacionadas