Sudán del Sur: persiste la preocupación sobre la situación humanitaria

Desplazados albergados en la base de la UNMISS en Malakal (Foto: Isaac Billy)

Share

28 de febrero, 2014 — La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy que está trabajando con las autoridades de Sudán del Sur y otras organizaciones para vacunar contra el cólera a unas 140.000 personas en ese país que viven en campamentos provisionales.

La OMS explicó que no se ha detectado por el momento ningún brote de esa enfermedad, pero las precarias condiciones higiénicas y el hacinamiento en esas instalaciones aconsejan tomar medidas preventivas.

Cerca ya de un millón de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares a causa de la escalada de violencia que comenzó el pasado año y unas 190.000 han huido a países vecinos.

La Coordinadora de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, reiteró el jueves su profunda preocupación por el persistente deterioro de la situación humanitaria en ese país, a pesar del acuerdo de alto el fuego suscrito por el gobierno y la oposición en enero pasado.

Amos recordó que en la localidad de Malakal, que visitó hace un mes, se han registrado recientemente muchos actos violentos y abusos de los derechos humanos, y más de un centenar de personas habrían muerto y resultado heridas al ser atacados incluso hospitales e iglesias.

“Todos los que siguen combatiendo en Sudán del Sur deben acatar sus obligaciones para con el Derecho Internacional Humanitario y las leyes de derechos humanos; deben proteger a los civiles, respetar el cese el fuego, no atacar a civiles y permitir el acceso seguro a los trabajadores humanitarios”, señaló Amos en un comunicado.

La Misión de la ONU en ese país, la UNMISS, sigue realizando patrullas en diversas zonas, incluida Malakal, donde ha observado una creciente presencia de tropas. A la vez, continúa dando protección a más de 22.000 civiles que han buscado refugio en su base en esa localidad.


Noticias relacionadas