Siria: Ban pide al gobierno que autorice más presencia humanitaria

Distribución de ayuda en Homs, Siria Foto: SARC Homs

Share

25 de febrero, 2014 — El Secretario General de la ONU pidió hoy al gobierno sirio que autorice a más personal humanitario a trabajar en el país e hizo un llamamiento a todas las partes implicadas en el conflicto a cumplir sus obligaciones con las leyes humanitarias y de derechos humanos.

“Es un principio básico y una norma de guerra que los civiles deben ser tratados con humanidad. Negar acceso a la gente que necesita con urgencia alimentos, agua y medicinas es una privación de sus derechos a la vida y a la dignidad humana”, manifestó Ban Ki-moon durante una sesión de la Asamblea General de la ONU dedicada a la ayuda humanitaria en Siria.

Ban explicó en su intervención que la escala y la gravedad del sufrimiento de la población crece a diario y de eso dieron también testimonio los responsables de otras Agencias de la ONU que participan en las labores humanitarias y que hablaron durante la sesión.

El Secretario General señaló que es necesario facilitar el acceso a miles de personas en el noreste del país que apenas han recibido asistencia en tres años; poder seguir adelante con la campaña de vacunación contra la polio; permitir la salida de personas de las zonas de conflicto y no utilizar los centros médicos como cuarteles o depósitos de armas.

Resaltó que los suministros están preparados para distribuirse en áreas de difícil acceso o sitiadas y que se debe garantizar su traslado en condiciones seguras,

“El sufrimiento humano observado durante los alto el fuego recientes en Homs y Yarmouk subrayan la urgencia absoluta de llevar ayuda a aquellos que la necesitan desesperadamente”, recalcó.

También recordó la resolución que el Consejo de Seguridad adoptó por unanimidad el sábado pasado y precisó que informará a ese órgano ejecutivo en menos de 30 días acerca de su implementación.

Ban recordó que las fuerzas gubernamentales tienen sitiados a más de 200.000 civiles y los grupos de oposición a unos 45.000 y que de continuar esa situación probablemente habrá muertes por hambre.

Noticias relacionadas