El embajador de Ucrania ante la ONU dice que en su país no hubo golpe de Estado

El representante permanente de Ucrania ante la ONU, Yuri Sergeyev Foto:UN Photo/Rick Bajornas

Share

24 de febrero, 2014 — El representante permanente de Ucrania ante la ONU, Yuri Sergeyev, manifestó hoy que las protestas sociales que dieron lugar al cambio de gobierno en su país debían haber ocurrido mucho antes, teniendo en cuenta la corrupción, la justicia selectiva y la pobreza extrema en que está sumida parte de la población, mientras que los líderes vivían en un lujo “sorprendente”.

En declaraciones a la prensa acreditada ante Naciones Unidas, el diplomático señaló que con su retiro de la capital, Kiev, sin conocerse su paradero, el ex presidente Viktor Yanukovich abandonó voluntariamente su mandato constitucional.

Añadió que gracias a la participación de mediadores internacionales fue posible alcanzar una tregua el pasado 21 de febrero que condujo a la firma de un acuerdo entre el gobierno y la oposición, que permitió la votación parlamentaria para regresar a la Constitución de 2004.

“La Constitución de 2004 estipula que Ucrania es una república parlamentaria, y esta reduce sustancialmente el poder presidencial. La restauración de esa Constitución fue aprobada por una mayoría abrumadora, incluyendo a miembros del partido de Yanukovich”, afirmó Sergeyev.

El diplomático subrayó que por esas razones, afirmar que en Ucrania hubo un golpe de Estado, es cuando menos algo “absurdo”.

Sergeyev es el representante permanente de Ucrania ante Naciones Unidas desde abril de 2007.

Noticias relacionadas