Comisionado de la UNRWA conmocionado por la situación de los refugiados en Yarmouk

Distribución de ayuda humanitaria en Yarmouk Foto:UNRWA/Dejan Jasnic

Share

24 de febrero, 2014 — El comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Filippo Grandi, afirmó hoy que había quedado profundamente conmocionado al observar las condiciones en que viven los refugiados palestinos en Yarmouk, un barrio de Damasco, la capital siria.

Grandi visitó ese enclave coincidiendo con la reanudación de la entrega de ayuda humanitaria a los refugiados allí y manifestó que los palestinos con los que habló “están traumatizados por las vivencias que han tenido y muchos necesitan ayuda urgente, sobre todo alimentos y medicinas”.

Yarmouk quedó bloqueado en julio de 2013, cuando un grupo armado de la oposición tomó el control de esa área y el ejército sirio rodeó la zona. Todo ello ha provocado que sus habitantes sufran malnutrición aguda y las trágicas consecuencias del conflicto armado.

UNRWA acogió con beneplácito el apoyo de las autoridades sirias que ha hecho posible reanudar la distribución de productos de primera necesidad.

Además, aplaudió la decisión del gobierno de mantener y expandir la asistencia humanitaria, que con el tiempo puede llevar a que los refugiados palestinos regresar a sus casas.

Como consecuencias de los enfrentamientos que se produjeron en el norte de ese barrio a comienzos de mes, esta agencia de la ONU tuvo que suspender la entrega de ayuda. Esa labor se reanudó parcialmente en varios días durante la pasada semana.

Noticias relacionadas