Persisten graves problemas alimentarios en Oriente Medio y el Norte de África

Share

24 de febrero, 2014 — Los conflictos y los disturbios civiles son determinantes en la subalimentación que se registra en Oriente Medio y el Norte de África, a lo que se suma el rápido crecimiento demográfico, la urbanización y la fuerte dependencia de las importaciones de alimentos, informó hoy la FAO.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señaló que cerca de 43,7 millones de personas o el 10% de la población en esa región están subalimentadas, mientras que el 24,5% de niños menores de cinco años sufren retraso en el crecimiento debido a la escasa alimentación.

Otro signo de los problemas alimentarios que tiene ese conjunto de países es que casi una cuarta parte de la población es obesa, el doble del promedio mundial y casi el triple de la tasa que se da en los países en desarrollo.

Esos y otros datos se dieron a conocer este lunes en el inicio de la 32 Conferencia de la FAO paras Oriente Medio y el Norte de África, durante la que se abordarán los principales retos que afronta esa región y las estrategias para abordarlos.

Esa agencia de la ONU resaltó que Argelia, Jordania y Kuwait han logrado reducir a la mitad la proporción de población que padece hambre crónica, alcanzando así uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La FAO señaló que, para remediar la subalimentación en la región, los gobiernos deben canalizar más recursos para elevar la producción de alimentos, sobre todo en el caso de los pequeños agricultores.

También es necesario invertir en infraestructura rural y en programas que faciliten a los agricultores el acceso a los mercados, al crédito y a los servicios financieros.

Noticias relacionadas