OCHA: las necesidades humanitarias y el coste de la ayuda casi se han duplicado en una década

Personal de la ONU distribuye asistencia en Haiti tras el huracán Sandy (Foto: PMA-Elio Rujano)

Share

14 de febrero, 2014 — Las organizaciones humanitarias identificaron un total de 65 millones de personas en 2012 que necesitaban asistencia para sobrevivir, y lograron 5.500 millones de dólares a través de llamamientos a la comunidad internacional con ese propósito.

De promedio, consiguieron el 62% de los fondos que solicitaban, según un informe de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

La gran mayoría de recursos se reclamaron para aliviar algunas crisis que ya venían de años atrás, sobre todo en el cuerno de África, a las que se sumaron en ese año nuevas necesidades en la región del Sahel, en Mali y en Siria.

Los desastres naturales afectaron a 124,5 millones de personas en 2012 y provocaron alrededor de 9.700 muertes. El ciclón Sandy, que afectó gravemente al Caribe y a Estados Unidos, fue el más costoso en el plano económico de todos ellos.

Los conflictos violentos y la persecución forzaron a una media de 23.000 personas diarias a abandonar sus hogares y buscar refugio. En total, algo más de 45 millones de personas resultaron desplazadas en ese año, la cifra más elevada desde 1994.

El informe resalta que la cifra de personas que requieren ayuda humanitaria y el coste de proveerla casi se han duplicado en la última década y las necesidades anuales suelen superar ahora los 10.000 millones de dólares.

La OCHA señala que no hay una explicación simple para esa tendencia y que tiene relación con los crecientes riesgos que afrontan numerosas poblaciones en todo el mundo. Por ejemplo, aunque el numero de conflictos ha descendido, la cantidad de desplazados que esas crisis han causado ha ido en aumento.

El informe de esta agencia de la ONU resalta también que la asistencia humanitaria sigue centrándose sobre todo en responder a crisis y que la ayuda al desarrollo con frecuencia no beneficia a los sectores de población más vulnerables.

“Menos del 5% de los fondos para ayuda humanitaria y menos del 1% de los recursos para desarrollo se emplean en preparación y prevención de crisis”, señala el informe.

Noticias relacionadas