La agencia de la ONU que asiste a los refugiados palestinos muy atenta a Ginebra.

Refugiados palestinos en Yarmouk, Siria FotoUNRWA

Share

11 de febrero, 2014 — El Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Filippo Grandi, manifestó hoy que es un momento “muy difícil” para los refugiados palestinos y para la región de Oriente Medio en general, debido en gran parte a la crisis en Siria, y aseguró que siguen muy de cerca las negociaciones de paz en Ginebra.

Grandi, que dejará ese cargo a finales de marzo, señaló que las condiciones en que trabaja esa agencia se han complicado en los últimos tres o cuatro años y que el conflicto en Siria afecta de manera considerable también a los más de medio millón de palestinos refugiados en ese país.

“Estimamos que la mitad de ellos no están viviendo en sus casas, se han tenido que marchar a otras zonas de Siria y unos 80.000 han huido a otros países, sobre todo a aquellos que tienen un acceso más fácil y en particular a Líbano”, explicó Grandi.

Afirmó que los palestinos en Siria sufren las mismas dificultades que otros civiles, “pero han contado con menos vías de escape que otra gente”, por su condición de palestinos.

Aludió a ese respecto a la situación en el barrio de Yarmouk, en Damasco, que hasta 2012 acogía una de las mayores comunidades de refugiados palestinos en el mundo, con unas 160.000 personas y que está en una zona estratégica.

Explicó que cuando un grupo armado de oposición tomó el control del centro de ese barrio, quedó rodeado por el ejército sirio y milicias palestinas aliadas, dejando a la población bloqueada.

El número de refugiados allí ha ido disminuyendo y ahora se calcula que hay unas 18.000 personas, en condiciones muy difíciles pues en septiembre se cortó el acceso a esa población.

En enero y después de intensas negociaciones, la UNRWA pudo entregar algo de ayuda de nuevo, en concreto unos 6.500 paquetes de comida capaces de alimentar cada uno a ocho personas por dos semanas. También pudieron administrar unas 10.000 vacunas contra la polio. En los últimos días se ha cortado otra vez el acceso.

Grandi manifestó en otro momento de su conferencia de prensa que siguen muy de cerca las conversaciones en Ginebra para la paz.

“Estamos muy atentos a lo que pasa en Ginebra, con la esperanza de que al menos cesen las hostilidades. Por desgracia la situación sobre el terreno sigue siendo extremadamente difícil para los refugiados y para los que les ayudan como nosotros. Hemos perdido a 10 empleados y 21 están desaparecidos” explicó.

Aludió también a las difíciles condiciones de vida en Gaza, después de que Egipto cerrase túneles por los que entraban bienes desde el exterior, evitando el bloqueo israelí. Eso ha provocado escasez de materias primas, incrementos de precios, problemas de combustible y fallos en el suministro de electricidad, entre otras consecuencias. Reiteró que ese bloqueo es ilegal, debe ser levantado y va en contra del derecho internacional.

Respecto del proceso de paz entre palestinos y israelíes, Grandi señaló que observan, desde su perspectiva, una creciente ansiedad sobre los resultados de ese proceso e incluso acerca de las propuestas que se plantearán y sostuvo que los líderes políticos, que deberán tomar decisiones difíciles, tienen que pensar en las consecuencias que esas decisiones tendrán para la población.









.


Noticias relacionadas