Panel resalta la necesidad de parar el flujo financiero ilícito desde África

Ex presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki, que lidera el Panel de Alto Nivel sobre el Flujo Financiero Ilícito desde África Foto:UNPhoto/Eskinder Debebe

Share

06 de febrero, 2014 — El presidente del Panel de Alto Nivel sobre el Flujo Financiero Ilícito desde África, Thabo Mbeki, resaltó hoy la necesidad de poner fin a esas operaciones ilegales, que se calcula superan los 50.000 millones de dólares anuales, así como de conocer cómo se producen esos movimientos y cual es su destino final.

“Es capital que se genera en el continente, que pertenece al continente y que luego sale de forma ilegal. Así que este panel está analizando este asunto para entender cómo sucede esto”, manifestó el ex presidente sudafricano durante una conferencia de prensa en la sede de la ONU en Nueva York.

Los integrantes de este foro, creado en 2012 por la Conferencia de Ministros africanos de Economía, Finanzas y Planificación, llegaron procedentes de Washington, donde en los últimos tres días mantuvieron reuniones con funcionarios del gobierno de EE.UU. y representantes del Banco Mundial y del FMI.

Tanto en la capital estadounidense como en los encuentros en la ONU, la delegación ha explicado detalles de la magnitud de este problema y de las negativas consecuencias que tiene para África.

Mbeki señaló que el monto anual de capital que sale ilegalmente de África supera la asistencia financiera foránea que recibe ese continente para desarrollo. Agregó que entender cómo se produce ese éxodo es clave para diseñar recomendaciones a los países sobre como frenarlo.

Sostuvo que hay datos que indican que dos tercios del total de fondos que salen de forma ilegal del continente africano son consecuencias de actividades de grandes corporaciones multinacionales; un 20% tiene que ver con acciones del crimen organizado y alrededor de un 5% se debe a la corrupción.

El panel se reunió hoy con el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, con quien analizaron formas de cooperación con la Organización mundial con vistas a la agenda de desarrollo post-2015 y en otros procesos que tiene en marcha, y también mantuvieron contactos con representantes de diversos estados miembros.



Noticias relacionadas