La inseguridad frena la entrega de ayuda en Anbar

Una mujer desplazada en la provincia de Anbar, Iraq, recoge ayuda Foto archivo: UNHCR Iraq

Share

04 de febrero, 2014 — El progresivo deterioro de la seguridad en la provincia de Anbar, en el oeste de Iraq, está siendo un serio obstáculo para que la ayuda humanitaria llegue a los afectados por la violencia en esa zona del país, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La OIM señaló que que, aunque es difícil contabilizar el número total de desplazados en ese área, se calcula que muchos miles de familias han tenido que abandonar sus hogares a causa de las acciones de milicianos vinculados a Al Qaeda.

Christianne Berthium, es la portavoz de la OIM en Ginebra.

“No sabemos con precisión el número total de personas que han sido desplazadas pero calculamos que son alrededor de un cuarto de millón, unos 266.000 exactamente”, señaló Berthium

Los habitantes de Fallujah y Ramadi, la capital de esta provincia, han sido los más afectados por la creciente tensión.

La OIM explicó que, al tiempo que se difundían noticias de una probable operación del ejército iraquí en Fallujah, se han interrumpido las comunicaciones con Anbar y como consecuencia su personal no puede seguir coordinando la entrega de ayuda humanitaria y se han paralizado las actividades por el momento.

Noticias relacionadas