El jefe de Operaciones de Paz elogia la labor de UNMISS en Sudán del Sur

El responsable de Operaciones de Paz de la ONU visita la base de UNMISS en Tomping, Sudan del Sur Foto;UNMISS/Isaac Billy

Share

03 de febrero, 2014 — El responsable de Operaciones de Paz de la ONU, Hervé Ladsous, elogió hoy la fortaleza que ha mostrado la UNMISS durante la crisis que atraviesa Sudán del Sur y la decisión de abrir sus instalaciones a miles de civiles que huían de la violencia y necesiotaban protección.

Se calcula que más de 75.000 sur sudaneses han buscado refugio en una decena de bases que la Misión de la ONU tiene en ese país y de no haber recibido amparo miles de civiles podrían haber perdido la vida, resaltó Ladsous durante su visita de dos días a ese contingente.

En el transcurso de su estancia en ese país también tuvo ocasión de reunirse con el presidente Salva Kiir en la capital, Juba, y resaltó que debe darse prioridad a la implementación del acuerdo de alto el fuego que suscribió el pasado 23 de enero su gobierno con los representantes del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLMAI), que reúne a partidarios del depuesto vicepresidente Riek Machar.

Ladsous también subrayó que no se puede resolver esta crisis si no es con una solución política y que la labor de la UNMISS se centra en la protección de los civiles y de los derechos humanos y en ayudar a las agencias humanitarias a proveer ayuda a la población.

Durante su visita a la base de la Misión en Tomping, el jefe de Operaciones de la Paz sostuvo que el hecho de ver a tantas personas vivas allí era una clara señal de que la UNMISS había hecho lo adecuado abriendo sus puertas a quienes buscaban refugio, aunque las condiciones de vida son difíciles.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) calcula que en Sudán del Sur hay unos 740.000 desplazados internos y que más de 123.000 personas han huido a países vecinos después de la escalada de violencia que comenzó en diciembre.

Ante la creciente tensión y el aumento de las hostilidades, el Consejo de Seguridad decidió reforzar el contingente de UNMISS con casi el doble de personal uniformado del que había desplegado, hasta llegar a unos 14.000 efectivos.

Noticias relacionadas