Cáncer: se necesita más prevención y detección precoz

Share

03 de febrero, 2014 — La batalla mundial contra el cáncer no se podrá ganar sólo con mejores tratamientos. Se necesita más prevención y detección precoz para abordar el alarmante aumento de la incidencia de esa enfermedad, que afecta de forma importante a África, Asia y América Central y del Sur, según advirtió hoy la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer en un informe.

Ese ente, que forma parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hizo público el Informe Mundial del Cáncer, en el que se destaca que en 2012 se registró un aumento de 14 millones de nuevos casos y estima que esa cifra subirá a 22 millones anuales en las próximas dos décadas.

También pronostica que las muertes por esa enfermedad aumentarán de 8 millones a 13 millones anuales en el mismo periodo de tiempo.

Los tipos más frecuentes de cáncer diagnosticados en 2012 fueron el de pulmón (1,8 millones de casos, 13% del total), de mama (1,7 millones, 11,9% del total) y el de colón(1,4 millones, 9,7% del total).

Los canceres de pulmón (1,6 millones), de hígado (800.000) y de estómago (700.000) son los que causan más muertes.

El estudio, que se ha dado a conocer en vísperas del Día Mundial del Cáncer, subraya además que el crecimiento y envejecimiento de la población tienen un impacto desproporcionado en el número de pacientes, especialmente en los países en desarrollo.

Más del 60% del total de casos que se registran en el mundo se concentran en África, Asia, América Central y del Sur. Esas regiones registran el 70% de las muertes a nivel global, principalmente por la falta de detección temprana de la enfermedad y el acceso a tratamientos. +

El acceso a tratamientos eficaces y asequibles en países en desarrollo, incluido para cáncer infantiles, reduciría de manera significativa la mortalidad, según los expertos.

También se subraya que el creciente coste que genera el cáncer perjudica a las economías, incluso de los países más ricos y lastra la atención sanitaria. Se calcula que en 2010 el coste económico anual del cáncer fue de alrededor de 1.160 billones de dólares.


Noticias relacionadas