Finalizó la primera fase de conversaciones sobre Siria tras lentos avances

El representante conjunto de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi Foto: Violaine Martin

Share

31 de enero, 2014 — El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, manifestó hoy que las conversaciones que se han mantenido esta semana en Ginebra para llegar a una paz en Siria han progresado con lentitud, aunque existen algunos puntos en los que hay coincidencia entre las partes.

Brahimi explicó a la prensa al termino de la última sesión celebrada este viernes que aún persiste una gran brecha entre ambas delegaciones, pero consideró positivo que el gobierno y la oposición se hayan acostumbrado a conversar frente a frente.

El enviado señaló que uno de los puntos coincidentes es que ambas partes están comprometidas a discutir la plena implementación del Comunidado de Ginebra del 30 de junio de 2012, que incluye el establecimiento de un órgano de gobierno de transición con poderes ejecutivos plenos.

"Ambas partes, saben que para aplicar el Comunicado, tienen que llegar a un acuerdo sobre un cese permanente del conflicto y sobre el establecimiento de un gobierno de transición, con poderes ejecutivos y seguir los pasos subsecuentes, incluidos un Jefe de Estado, un diálogo nacional, la revisión de la Consitución, y elecciones", detalló Brahimi.

El diplomático también mencionó que ambas partes reconocen que hay necesidad urgente de poner fin a la violencia y confió en que redoblen sus esfuerzos para al menos reducir el nivel de hostilidad en el terreno.

En cuanto a la situación humanitaria, el mediador reiteró que este fue un asunto que llevó a un extenso diálogo, pero lamentó que no se hayan logrado avances sustantivos, especialmente para permitir el acceso de ayuda a los civiles sitiados en Homs.

Brahimi adelantó que el 10 de febrero próximo podría iniciarse la segunda ronda de negociaciones entre las delegaciones del gobierno sirio y la oposición.

Noticias relacionadas