Las delegaciones sirias hablaron de terrorismo en Ginebra

El representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi Foto: UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

30 de enero, 2014 — El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, informó hoy que las delegaciones del gobierno sirio y de la oposición conversaron este jueves ampliamente sobre la situación de seguridad en ese país y de terrorismo, aunque no llegaron a acuerdos sobre como afrontar ese asunto.

Ambas partes coincidieron en que ese flagelo existe y es un problema grave en Siria, según explicó Brahimi durante una comparecencia ante los periodistas en Ginebra, donde se llevan a cabo las conversaciones para la paz en ese país.

“Creo que es evidente para todos que abordar con seriedad el tema de la seguridad es indispensable si queremos alcanzar una solución para la crisis y el regreso de la paz y la seguridad en Siria”, manifestó el mediador y explicó que durante esta jornada hubo “momentos tensos y prometedores”

Anunció que el viernes será la última sesión de esta ronda inicial de conversaciones entre los representantes del gobierno y de la oposición, que comenzó el pasado lunes y con las que se intenta hallar una vía de solución a un conflicto que se ha cobrado ya más de 100.000 vidas y ha forzado a más de 9 millones de sirios a abandonar sus hogares.

Brahimi señaló que no se había apreciado cambio sustancial alguno en las posiciones que defienden ambas partes, aunque hoy llegaron a ponerse de acuerdo para observar un momento de silencio en recuerdo de las victimas mortales, sin tener en cuenta a que bando pertenecían.

Por otra parte, el mediador de la ONU y la Líga Árabe se mostró muy desilusionado por el estancamiento en el proceso para conseguir autorización que permita entregar asistencia humanitaria a los civiles atrapados en la ciudad sitiada de Homs y permitir su salida de esa localidad.

"Las negociaciones aún están en curso. La cuestión es qué hacer primero, si permitir el ingreso del suministro humanitario, o si autorizar que la gente salga antes", detalló el diplomático.

Brahimi informó, por otra parte, que un cargamento de 61 kilogramos de ayuda humanitaria ingresó este jueves en el campamento de Yarmouk en Damasco, que acoge a miles de palestinos.

La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) precisó que había podido distribuir raciones alimentarias, pan y leche infantil entre algo más de un millar de familias palestinas acogidas en ese campamento.

Esos eran los primeros suministros que entraban en esa instalación desde el pasado día 21.

Noticias relacionadas