PNUD:la creciente desigualdad perjudica al progreso económico

Foto: Banco Mundial/Jamie Martin

Share

29 de enero, 2014 — Un elevado nivel de desigualdad perjudica al desarrollo, pues dificulta el progreso económico, debilita la vida democrática y amenaza la cohesión social, según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentado hoy.

El documento, con el título de “Humanidad dividida: confrontar la desigualdad en los países en desarrollo”, señala que el 1% de la población con mayor nivel de riqueza es dueña de alrededor del 40% de los activos a nivel mundial.

La administradora del PNUD, Helen Clark, explicó que este informe explora las causas y las consecuencias de las desigualdades, tanto en el interior de los países como entre los Estados y subraya que la inequidad creciente es algo que se puede evitar.

Para ello es necesario cambiar los patrones actuales de crecimiento económico con el fin de que este sea más inclusivo, según el PNUD.
Precisa también que más del 75% de la población mundial vive hoy en sociedades donde la desigualdad en la distribución de la renta es mayor que hace dos décadas.

A pesar de los avances logrados en reducir la mortalidad materna en los países en desarrollo, las mujeres en zonas rurales tienen tres veces más probabilidad de morir durante el parto que otras que residen en áreas urbanas.

También persisten la desigualdad en cuanto a la participación de la mujer en la política, en el mercado laboral o en los salarios que reciben en comparación a los hombres.

El progreso económico en los países en desarrollo y emergentes es clave para reducir la pobreza a la mitad para 2015. Sin embargo, niveles más altos de renta y una aceleración del crecimiento no siempre se traducen en una mayor igualdad en educación, sanidad u otras áreas, señala el informe.

Se recuerda además que, aunque el mundo actual es más rico que nunca antes, más de 1.200 millones de personas viven en la extrema pobreza.


Noticias relacionadas