Pillay pide moderación ante la creciente violencia en Egipto

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, Foto:UN Photo/Jean-Marc Ferré

Share

27 de enero, 2014 — La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, expresó hoy preocupación por la creciente violencia en Egipto, que ha causado numerosos muertos y heridos, y pidió a las autoridades y a los manifestantes que actúen con moderación.

Pillay también solicitó que se investigue con rapidez los incidentes ocurridos en los últimos días, que causaron pérdida de vidas. Al menos 62 personas murieron el pasado sábado en la capital, El Cairo.

“Pido a todas las partes que renuncien al uso de la violencia. Las fuerzas de seguridad tienen el deber de respetar el derecho a protestar de forma pacífica”, manifestó Pillay en un comunicado.

Agregó que las autoridades deben cumplir con su obligación de garantizar que los egipcios puedan ejercer su derecho a reunirse y expresarse con libertad y sin miedo a ser objeto de violencia o ser arrestados por ello.

A la vez, subrayó que los manifestantes deben también garantizar que sus actos de protesta son pacíficos.

La Alta Comisionada resaltó que las fuerzas de seguridad en este país deben operar siempre de acuerdo con las leyes internacionales sobre derechos humanos y el uso de fuerza.

Pillay pidió a las autoridades egipcias que realicen una investigación rápida, independiente e imparcial de las muertes ocurridas, que hagan públicos los resultados y que lleven a los responsables ante la justicia.

Coincidiendo con el tercer aniversario del levantamiento que depuso al presidente Hosni Mubarak, este fin de semana ocurrieron numerosos incidentes en El Cairo y otras localidades a cargo de partidarios y oponentes del gobierno actual.

Noticias relacionadas