Sudán del Sur: Ban espera que el acuerdo de alto el fuego beneficie a la población

Desplazados en Sudán del Sur buscan refugio en base de UNMISS Foto; UNMISS/Tina Turyagyenda

Share

23 de enero, 2014 — El Secretario General manifestó hoy en la ciudad suiza de Davos que el alto el fuego acordado entre las partes enfrentadas en el conflicto que vive Sudán del Sur son “buenas noticias” y expresó su esperanza de que tenga un efecto positivo en la población.

“Me sentí muy animado mientras entraba en esta carpa porque había buenas noticias”, manifestó Ban Ki-moon después de conocerse el acuerdo alcanzado en la capital de Etiopía, Addis Ababa,

Ban, que participaba en un evento del programa Mundial de Alimentos (PMA) relacionado con los esfuerzos de Naciones Unidas para erradicar la pobreza, recordó que los sursudaneses han estado luchando entre ellos y que la ONU ha estado “activamente implicada” en los esfuerzos que se hacían en la capital etíope para poner fin a las hostilidades.

El compromiso de alto el fuego suscrito entre el gobierno del presidente Salva Kiir y el grupo opositor Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLMA), que reúne a partidarios del ex vicepresidente Riek Machar, ha sido posible también gracias a la mediación de la Autoridad Intergubernamental sobre Desarrollo (IGAD), una asociación que agrupa a ocho países de África Oriental.

El titular de la ONU manifestó su esperanza de que este acuerdo de paz “también provea buenas oportunidades para los sursudaneses y para los pueblos alrededor de este país, que han estado sufriendo”, y que puedan beneficiarse de los esfuerzos para eliminar la pobreza o de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (OMD).

El Consejo de Seguridad analizó hoy la situación en Sudán del Sur y al término de la reunión también dio la bienvenida a la firma del acuerdo de alto el fuego. A la vez, sus quince miembros reiteraron la importancia de garantizar la continuidad de ese compromiso y señalaron que debe servir para impulsar una amplia reconciliación.

El proceso para tratar de llegar a un acuerdo que pusiera fin a los combates, que han causado miles de muertos y más de medio millón de desplazados, comenzó el pasado día 2 en Addis Ababa.

La espiral de violencia en Sudán del Sur se inició el pasado 15 de diciembre, con un enfrentamiento entre fuerzas gubernamentales y efectivos leales al depuesto vicepresidente Machar.

La disputa que surgió en Juba, la capital del país, se extendió paulatinamente a otras ciudades y enfrentó a comunidades de distinta etnia.

Alrededor de 76.000 personas se han refugiado en ocho bases de la Misión de la ONU en ese país UNMISS)

El diálogo entre las partes para avanzar en el proceso de paz está previsto que se reanude el próximo 7 de febrero.

Noticias relacionadas