Designados los integrantes de la comisión investigadora en República Centroafricana

Desplazados en el aeropuerto de Bangui, República Centroafricana Foto; OCHA/R. Gitau

Share

23 de enero, 2014 — El Secretario General de la ONU ha dado a conocer los integrantes de la comisión de expertos que investigará violaciones de derechos humanos en la República Centroafricana y entre ellos figura el académico y ex ministro de Exteriores de México Jorge Castañeda.

El Consejo de Seguridad pidió a Ban Ki-moon el pasado 5 de diciembre que formara con rapidez una comisión internacional de expertos en Derecho internacional y humanitario, para investigar violaciones de las garantías básicas y abusos de la población civil cometidos desde el 1 de enero del pasado año en ese país, que pasa por una trágica crisis.

Además de Castañeda, forman parte de la comisión la abogada mauritana Fatimata M´Baye y el ex magistrado camerunés Bernard Acho Muna, que participó en el Tribunal Penal Internacional para Rwanda.

El grupo de expertos también deberá compilar información que permita identificar a los autores de esas atrocidades, establecer su responsabilidad criminal y contribuir a garantizar que sean juzgados por sus delitos.

Los miembros de la comisión se reunirán en los próximos días con el titular de la ONU y después se desplazarán a Ginebra y Bangui, la capital de la República Centroafricana, para iniciar sus trabajos, en lo que estarán asistidos por la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

El Secretario General deberá informar al Consejo de Seguridad en dos ocasiones durante este año de las labores de la comisión.

La crisis en la República Centroafricana es una de las más trágicas que ocurren en estos momentos, debido a los violentos enfrentamientos entre sectores de población cristianos y musulmanes y al colapso de las instituciones de gobierno.

El conflicto desatado a comienzos de 2013 ha provocado alrededor de un millón de desplazados, de los que la mitad son menores, y miles de muertos.

Se calcula que hasta 6.000 niños y jóvenes están enrolados con grupos armados en ese país y más de 2 millones de personas, la mitad de la población, necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir.

Noticias relacionadas