La comunidad internacional debe seguir apoyando la recuperación de Mali

MINUSMA (Foto de archivo: Fred Fath)

Share

16 de enero, 2014 — El Consejo de Seguridad mantuvo hoy consultas sobre la situación en Mali y subrayó la importancia de que la Misión de la ONU en ese país, la MINUSMA, disponga de los efectivos y los recursos necesarios para llevar a cabo su mandato

El representante adjunto ante la ONU de Jordania, país que ocupa en enero la presidencia del Consejo, manifestó al termino de la sesión que este órgano daba la bienvenida a la celebración reciente de elecciones presidenciales y parlamentarias, después de la grave crisis en ese país en los últimos dos años.

Los 15 miembros del Consejo expresaron además su inquietud por los actos de violencia recientes en el norte y subrayaron la relevancia de seguir adelante con un proceso político inclusivo que lleve a la reconciliación, según explicó el representante jordano Mahmoud Daifallah Mahmoud Hmoud

“También destacaron el papel que juega la MINUSMA en apoyar la estabilización y el proceso político, y en la protección de los civiles y de los derechos humanos. Los miembros del Consejo enfatizaron la necesidad de que esa misión alcance toda su fortaleza en los aspectos militar, policial y civil”, explicó el diplomático jordano.

El representante especial del Secretario General para Mali, Bert Koenders, informó a los 15 miembros de ese órgano de los avances y retos que afronta ese país y manifestó que la comunidad internacional debe seguir apoyando de forma activa la recuperación.

Explicó que la Misión Multidimensional Integrada de la ONU para la Estabilización en Mali (MINUSMA) cuenta en la actualidad con aproximadamente la mitad de los más de once mil efectivos militares y policiales previstos y afirmó que es esencial que la comunidad internacional respalde los esfuerzos para acelerar la aportación y el despliegue de más unidades en el norte del país.

Koenders aludió también a los progresos logrados en el terreno humanitario aunque quedan muchos problemas que atender. Hay aún casi medio millón de desplazados internos y refugiados en países vecinos y unas 800.000 personas tienen necesidad urgente de alimentos.

Noticias relacionadas