Los abusos sexuales de niños no tienen justificación, afirma el Vaticano

Share

16 de enero, 2014 — El Estado del Vaticano rindió hoy cuentas ante el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño de su gestión del escándalo de abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes católicos.

El arzobispo Silvano Tomasi, representante del Vaticano en Ginebra, explicó a ese Comité que la Iglesia Católica es partidaria de la transparencia y de investigar las denuncias de abusos.

Afirmó que esos comportamientos no tienen justificación, constituyen un delito y tienen que ser perseguidos por los países donde se cometieron.

Explicó que el Papa Francisco ha anunciado que se creará una comisión para la protección de menores y prevenir el abuso sexual de niños.

“La Santa Sede acogerá con beneplácito las propuestas del Comité que puedan ayudar a promover y respetar los derechos de los menores y garantizar la implementación de la Convención sobre los Derechos de los Niños y sus protocolos”, indicó Tomasi.

El Estado del Vaticano ratificó en 1990 esa Convención.

Tomasi consideró que los procesos de investigación por parte del Vaticano no excluyen que los Estados emprendan acciones contra esos crímenes.