Siria: un convoy de UNRWA no pudo llevar alimentos a refugiados palestinos

Share

15 de enero, 2014 — Los ataques indiscriminados al personal humanitario siguen impidiendo en Siria la entrega de ayuda a sectores de población muy necesitada, a pesar de los llamamientos de la ONU a las partes en conflicto a cesar las agresiones y a permitir que se preste asistencia.

El portavoz de Naciones Unidas, Martin Nesirky, informó hoy que la Agencia que atiende a los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha expresado profunda decepción porque el lunes se impidió a uno de sus convoyes alcanzar el campamento de Yarmourk, en las afueras de Damasco, donde hay más de 20.000 palestinos.

El convoy de seis camiones con alimentos para 6.000 personas y que portaba además 10.000 dosis de vacunas contra la polio y material médico, tuvo que regresar cuando un buldózer que lo antecedía limpiando el camino fue atacado.

“Cuando las autoridades sirias le dieron a la UNRWA autorización para enviar la ayuda a Yarmourk, lo hicieron por la entrada sur de la instalación, lo que implicó que el convoy tomara una ruta de 20 kilómetros a través de un área de conflicto intenso”, explicó el portavoz.

Nesirky recordó que el Secretario General reiteró este miércoles en Kuwait un llamamiento a todas las partes enfrentadas en Siria a que permitan el acceso humanitario a las áreas sitiadas.

Noticias relacionadas