R.D.Congo: enviados de la ONU informan al Consejo de logros y retos

Martin Kobler, Representante Especial del Secretario General para la República Democrática del Congo y jefe de la MONUSCO Foto: Evan Schneider

Share

13 de enero, 2014 — La enviada especial de la ONU para los Grandes Lagos, Mary Robinson, y el representante del Secretario General para la República Democrática del Congo, Martin Kobler, informaron hoy al Consejo de Seguridad de los avances y los problemas pendientes para lograr una paz duradera en ese país y en dicha región africana.

Mediante videoconferencia desde Kinshasa, la capital congoleña, Robinson explicó que la atmósfera positiva que imperaba el mes pasado, tras la derrota del grupo rebelde M23, “se ha desvanecido” y la región atraviesa por una nueva etapa de agitación, tanto en ese país como en la República Centroamericana y en Sudán del Sur.

Agregó que, cerca ya de cumplirse el primer aniversario del Acuerdo Marco para la Paz, la Seguridad y la Cooperación en la República Democrática del Congo, firmado por once naciones en febrero pasado, ese compromiso “sigue siendo la mejor oportunidad” para lograr una paz y un desarrollo duradero en la región de los Grandes Lagos.

“Lo más importante para un progreso significativo es la aplicación inmediata de todos los compromisos a nivel regional y nacional, para lograr dividendos de la paz concretos y mejoras en la vida de la población en esa región”, dijo la enviada especial.

Señaló además que deben incrementarse y acelerarse los esfuerzos para reformar el sector de seguridad en ese país y desarmar y reintegrar a los ex combatientes del M23, incluidos los que están en Uganda y Rwanda.

Martin Kobler. Representante del Secretario General para la República Democrática del Congo, aportó más datos acerca de las actividades de la Misión de la ONU en ese país, MONUSCO que, subrayó, “no está allí para reaccionar sino para actuar”.

Añadió que en las próximas semanas se completará la revisión de su despliegue militar en la zona oriental y recalcó que la MONUSCO estará presente donde más sea necesaria para proteger a la población.

Explicó también que hay informaciones creíbles de que no ha cesado el reclutamiento por parte del M23 e incluso de nuevas actividades de ese grupo en el noreste del país, por lo que llamó al gobierno a acelerar el proceso de desarme y reintegración de los ex combatientes.

También aludió a los trágicos efectos de la violencia en la población más vulnerable y el pasado año murieron 151 niños y 206 niñas fueron violadas por efectivos de las partes enfrentadas, y agregó que eso es sólo la punta del iceberg.

Noticias relacionadas