Acabar con el SIDA es también una cuestión de justicia social

Foto: FAO

Share

09 de enero, 2014 — El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, resaltó este jueves durante una conferencia en Washington que para derrotar al Sida es necesario abordar otros aspectos sociales subyacentes y erradicar la pobreza.

“Tenemos muchos desafíos por delante. No tengo ninguna duda de que podemos lograr el fin del Sida y de la extrema pobreza”, señaló Kim durante su intervención en un evento que reunió a representantes de organismos de la ONU que trabajan en ese campo y del sector público y privado, con la mirada puesta más allá del 2015, cuando se cumple el plazo para los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La directora del PNUD, Helen Clark, resaltó por su parte que afrontar problemas de salud complejos, como el del VIH, requiere acciones dentro y fuera del sector sanitario y que el tratamiento y la prevención de esa enfermedad exige abordar también problemas sociales y establecer amplias alianzas.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, recalcó que se han logrado significativos avances en la lucha contra esta pandemia y que sectores pobres de población también tienen ahora acceso a tratamiento. Aún así, unos 18 millones de pacientes no disponen todavía de las medicinas necesarias.

“Erradicar la pobreza extrema y la pandemia del VIH son cuestiones que están profundamente interconectadas”, subrayó Sidibé.

Los datos más recientes de ONUSIDA reflejan que en 2012 se registraron 2,3 millones de nuevas infecciones de VIH, lo que representa una reducción del 33% respecto de 2001, aunque se percibe una tendencia alcista en Europa del Este, Asia Central, el norte de África y Oriente Medio.

Noticias relacionadas