Persiste la tensión y los enfrentamientos en numerosas zonas de Sudan del Sur

Share

07 de enero, 2014 — La Misión de la ONU en Sudán del Sur (UNMISS) sigue ofreciendo protección a unos 62.000 civiles refugiados en sus bases, de los que la mitad se albergan en las dos instalaciones que tiene en la capital, Juba.

La Misión informó este martes que la situación continúa siendo tensa en esa ciudad, en la que realiza patrullas de vigilancia durante el día y la noche.

La inestabilidad y los enfrentamientos armados también persisten en otras zonas de los estados de Unity, en el norte, y de Jonglei, en el sur, sobre todo en torno a la localidad de Bor, donde se oía con frecuencia disparos y explosiones.

La representante especial del Secretario General y jefa de la UNMISS, Hilde Johnson, mantiene contactos con miembros del gobierno y con líderes de la oposición a fin de conseguir su cooperación para que la ayuda humanitaria llegue a la población desplazada y la Misión reciba los suministrols que necesita para realizar su trabajo.

Por otra parte, continúan los preparativos para el despliegue de las tropas y policías adicionales que recibirá la UNMISS después, de que el Consejo de Seguridad autorizase el 24 de diciembre reforzarla con 5.500 efectivos más.

Noticias relacionadas