Alta Comisionada expresa preocupación por procesamiento de dos periodistas en Tailandia

Ravina Shamdasani

Share

26 de diciembre, 2013 — La Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos expresó gran preocupación hoy por los cargos penales por difamación presentados contra dos periodistas en Phuket, Tailandia.

Alan Morrison y Chutima Sidasathian trabajan para el periódico digital en inglés Phuketwan y publicaron un teletipo de Reuters, que informaba sobre la participación de las fuerzas de seguridad de la marina tailandesa en una red de trata de personas que captaba a solicitantes de asilo de la etnia Rohingya.

Las autoridades tailandesas consideran que la publicación de un reportaje de investigación de la agencia de noticias es un delito contemplado por la Ley de Crímenes Informáticos.

La portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada señaló que los cargos penales presentados contra los dos reporteros vulneran la legislación internacional de derechos humanos y son un ataque a la libertad de prensa.

En ese sentido, Ravina Shamdasani indicó que “las penas de cárcel nunca son una medida apropiada para los delitos de difamación”.

Shamdasani explicó que el periódico digital ha sido una de las principales fuentes de información sobre la situación de los solicitantes de asilo de la etnia Rohingya desde 2008.

Un número creciente de personas de esa etnia huyeron de Myanmar y terminaron en manos de redes de trata, presuntamente con el apoyo de las fuerzas de seguridad de ese país y de Tailandia.

Noticias relacionadas