Sudán del Sur: UNMISS confirma muerte de civiles y cascos azules en su base de Jonglei

Share

20 de diciembre, 2013 — La Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS) informó hoy que al menos once civiles y dos de sus efectivos fueron muertos en el ataque cometido ayer contra su base en la ciudad de Akobo, en el estado de Jonglei.

La UNMISS aclaró que el número de víctimas civiles es un estimado preliminar y confirmó que los cascos azules fallecidos eran integrantes del batallón de la India.

Agregó que un tercer casco azul de esa misma nacionalidad fue herido con un tiro en el pecho durante el asalto perpetrado por unos 2.000 hombres armados que rodearon el recinto y abrieron fuego contra los civiles ahí refugiados.

El soldado herido fue transportado al servicio médico de la UNMISS, ubicado el Malakal, y se encuentra fuera de peligro.

La Misión indicó, además, que ha realizado patrullajes aéreos sobre la ciudad de Akobo para evaluar la situación de seguridad, y que cuatro helicópteros de la Misión que partieron del aeropuerto de Malakal evacuaron esta mañana al personal de la ONU que permanecía en Akobo, junto con siete civiles sursudaneses y una decena de empleados de ONG.

En un comunicado, la Misión de la ONU condenó en los términos más enérgicos la violencia en Akobo, así como en otras partes del país, incluidos los abusos de derechos humanos y asesinatos incitados por tensiones étnicas.

Asimismo, llamó a las partes a abstenerse de continuar con esos enfrentamientos y a buscar una solución pacífica a la crisis.

La UNMISS añadió que trabaja para dar protección a los más de 35.000 civiles que han buscado refugio en sus bases, así como evacuándolos de los sitios vulnerables.

Por su parte, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su consternación ante la noticia del ataque y dijo que los responsables de las muertes de civiles deberán rendir cuentas por sus crímenes.

Noticias relacionadas