República Centroafricana: ONU reporta deterioro humanitario y de seguridad

Desplazados en la República Centroafricana (Foto: ACNUR-Boris Heger)

Share

13 de diciembre, 2013 — Casi 160.000 personas huyeron esta semana de Bangui, la capital de la República Centroafricana, debido a la violencia sectaria, además de que se han denunciado unos 500 asesinatos en esa ciudad y otros 160 en otras localidades del país.

Así lo indicó hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), al tiempo que alertó del rápido deterioro de la situación humanitaria en esa nación de África.

También la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos expresó su consternación por la crisis y la creciente tensión entre las comunidades religiosas.

En conferencia de prensa, la portavoz en Ginebra de esa Oficina, Ravina Shamdasani, indicó que el número de personas asesinadas desde el 5 de diciembre en Bangui ha llegado a 500.

“Se espera que esa cifra aumente ya que se están recuperando más cuerpos. La Oficina condena los ataques a los sitios religiosos y a la libertad de credo, y urge a todas las comunidades a actuar con moderación”, enfatizó la vocera.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informó que envió hoy a Bangui 77 toneladas métricas de suministros de emergencia.

La asistencia –consistente en mantas, jabones, bidones, medicinas, tabletas de purificación de agua, y otros utensilios– arribó en un avión de carga y será distribuida inmediatamente a unas 37.000 personas.

Asimismo el Programa Mundial de la Alimentos (PMA) anunció que ha repartido 325 toneladas métricas de comida a más de 68.000 personas.

Los camiones del PMA que se encontraban en el aeropuerto en Bangui recibieron autorización del gobierno el jueves e inmediatamente iniciaron las actividades de asistencia a los desplazados.

Noticias relacionadas