Afganistán: Resultados mixtos en implementación de ley contra violencia de género

Share

09 de diciembre, 2013 — Las autoridades de Afganistán registraron más denuncias de violencia de género el año pasado bajo la Ley para la Eliminación de Violencia contra la Mujer; sin embargo, los procesos y acusados según la misma legislación continuaron bajos, y la mayor parte de los casos se resolvieron con alguna negociación.

El informe anual de la Misión de Asistencia de la ONU para Afganistán (UNAMA) y la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos encontró que la policía y los fiscales mediaron en más casos registrados bajo la ley y que la mayor parte de las denuncias se resolvieron mediante mecanismos informales, conocidos como jirgas o shuras.

Los órganos de resolución de disputas formales o informales a menudo no cumplen el objetivo de proteger a las mujeres de más violencia en el futuro ya que no aplican sanciones penales ni protecciones legales para las víctimas.

La Alta Comisionada de la ONU, Navi Pillay, destacó la promulgación de la ley como un gran logro para todos los afganos, pero indicó que su implementación es lenta y desigual, ya que muchos policías se niegan a aceptar la ilegalidad de esa violencia, y los fiscales y tribunales son muy lentos al llevarla a la práctica.

Desde 2009, la ley penaliza la violencia y las prácticas dañinas contra las mujeres, incluyendo el matrimonio infantil o forzado, la inmolación obligada, la entrega de mujeres o niñas para poner fin a una disputa, la violación y los golpes, entre otras acciones.

Además, la legislación especifica los castigos para los responsables de ese tipo de agresores.

Noticias relacionadas