Nuestro trabajo es respaldar el plan nacional de Haití, dice el Coordinador de la ONU para la respuesta al cólera

Pedro Medrano Rojas (Foto: ONU)

Share

05 de diciembre, 2013 — Desde octubre de 2010, el cólera ha tenido un costo inaceptablemente alto en Haití, que en ese entonces afrontaba los efectos devastadores de un terremoto ocurrido diez meses antes. La ONU ha trabajado de cerca con las autoridades haitianas y con socios internacionales en las medidas necesarias para limitar el impacto de la epidemia, que hasta el momento ha afectado a 680.000 personas y se ha cobrado más de 8.000 vidas.

En diciembre de 2012, el Secretario General Ban Ki-moon presentó una iniciativa para la eliminación del cólera en Haití y la República Dominicana que se centra en la prevención, el tratamiento y la educación. La medida apoya la campaña establecida previamente por los presidentes de ambos países, llamada Iniciativa para la Eliminación del Cólera en la Isla de La Española.

La ONU, sus socios y varios grupos internacionales han implementado una serie de acciones, entre las que se incluyen el establecimiento y actualización de las instalaciones para el tratamiento de la enfermedad, la construcción de plantas para tratar las aguas negras, la compra de vacunas orales contra el cólera, y el apoyo a las campañas comunitarias de higiene. Para reforzar este trabajo, el Secretario General nombró a Pedro Medrano Rojas, de Chile, como Coordinador de la ONU para la Respuesta al Cólera en Haití, con base en Nueva York.

La tarea del coordinador es garantizar que el sistema de la ONU aproveche al máximo sus recursos y medidas para respaldar el plan nacional.

Pedro Medrano Rojas, diplomático y funcionario de asuntos humanitarios de vasta experiencia, habló con el Centro de Noticias de la ONU en vísperas del primer aniversario del lanzamiento de la Iniciativa para la Eliminación del Cólera.

Centro de Noticias: ¿Podría hablarnos de su papel como coordinador especial para el cólera en Haití?

Pedro Medrano: El Secretario General de la ONU me pidió que vigile la labor de coordinación referente al cólera en Haití desde la sede de Naciones Unidas. Mi trabajo es apoyar y mantener los esfuerzos de nuestros equipos en el terreno para combatir la epidemia de cólera en la isla La Española. Mi designación en Nueva York también incluye garantizar una respuesta coherente del sistema de la ONU a la epidemia. Trabajo con el vicesecretario general y nuestro Grupo de Trabajo en Haití, con la representante especial del Secretario General, Sandre Honoré, y con su equipo en el terreno, así como con el gobierno de Haití ya que se muy importante estar en contacto y sincronizar nuestros esfuerzos con los del gobierno para eliminar el cólera.

Centro de Noticias: ¿Qué medidas ha tomado la ONU para combatir el cólera? ¿Nos puede hablar de los avances en el combate a la enfermedad en el terreno?

Pedro Medrano: Creo que se han hecho grandes progresos, se ha podido reducir el número de casos a la mitad. Hoy día tenemos menos de los que teníamos hace dos o tres años. El número actualmente alcanza 4.000 o 5.000 casos mensuales. En el pasado llegamos a tener 10.000, hasta 15,000 casos al mes. El número de muertos por causa de la epidemia ha sido reducido sustancialmente.

Desde el primer día en que se decretó la alerta en Haití trabajamos con el equipo del país apoyando los esfuerzos que realiza el gobierno. Nuestra labor fundamental consiste en apoyar al gobierno y el Plan Nacional que ha adoptado es nuestro marco de referencia. En ese plan, el sistema de Naciones Unidas juega un rol privilegiado tanto con acciones de coordinación con otros actores, como con el sistema mismo. Hay que destacar el trabajo que han hecho las agencias de Naciones Unidas.

Debemos reconocer los progresos, pero también los retos que quedan. Es posible eliminar el cólera, lo hemos demostrado en otras partes del mundo, en condiciones mucho más difíciles, es posible reducir sustancialmente, no solamente el número de casos, sino también el número de muertes por cólera.

Hay un aspecto importante: el esfuerzo que han hecho el gobierno y el pueblo de Haití, que sufren no solamente los efectos del terremoto, de ciclones y desastres naturales. No obstante, todos los problemas que el país ha enfrentado y los pocos recursos que la comunidad internacional ha puesto, los progresos son, en mi opinión, considerables, pero queda mucho por hacer.

Centro de Noticias: ¿Qué socios destacarían por sus esfuerzos? ¿Qué nuevas alianzas se pueden formar para ayudar a combatir el cólera?

Pedro Medrano: Quisiera en primer lugar señalar y destacar el esfuerzo que hace el propio país, un país que vio su infraestructura sanitaria destruida, un país que tiene situaciones por todos conocidas, en términos de agua y saneamiento. Un país que ha sido afectado, incluso durante la época de esta epidemia, por huracanes, temporales y que, sin embargo, ha hecho un gran esfuerzo. El liderazgo del Ministerio de Salud, de la Dirección de Agua y Saneamiento, ha sido notable.

Entre los países de la región, quisiera destacar el esfuerzo de Cuba, de los médicos cubanos, que han hecho un trabajo notable. Hay más de 700 personas que trabajan codo a codo con el Ministerio de Salud y han logrado, en mi opinión, resultados realmente asombrosos, dadas las condiciones del país.

También destacar el trabajo de otras organizaciones como Médicos sin Fronteras, como International Medical Corps, la Cruz Roja Internacional, mencionar, por supuesto el trabajo que hacen agencias de Naciones Unidas como la Organización Panamericana de la Salud, que está apoyando al gobierno en los sistemas de vigilancia y los sistemas de control y de alerta, el trabajo que hace UNICEF en todo a lo que se refiere a agua y saneamiento, el trabajo que hace la Organización Internacional para las Migraciones, que es también notable. Hay muchos ejemplos de países que han contribuido: México, Brasil y otros.

Centro de Noticias: ¿Qué iniciativas podrían añadirse a este esfuerzo?

Pedro Medrano: Creo que hay dos áreas en las que tenemos que trabajar simultáneamente. En lo inmediato, la epidemia, la urgencia, el tratamiento médico y la prevención. Creo que esas dos cosas van integradas en el corto plazo. La otra área es más bien de mediano y largo plazo, son las inversiones que se requieren en el país para dotarlo de un sistema de agua y saneamiento, que permita a la población tener acceso a agua potable, tener acceso a sistema de saneamiento y disposición de excretas y de residuos.

Estamos hablando de una verdadera tragedia a nivel regional, en un país que ha sido afectado por temporales, por terremotos. Todos sabemos lo que ese país ha sufrido, y que tenía incluso antes de esta epidemia de cólera una situación bastante crítica en términos de indicadores sociales: mortalidad infantil, mortalidad materna infantil. Por ejemplo, en Haití mueren diariamente más niños por infecciones gastrointestinales como la diarrea que por cólera. Hay un cuadro de deficiencias a nivel de salud, de educación y de nutrición que el país necesita fortalecer para combatir efectivamente esta epidemia.

Quisiera insistir en una cosa: el cólera, si bien hoy afecta a Haití y República Dominicana, puede extenderse a otros países de la región. Está en Cuba, está en algunos países del Caribe, está en México. En el pasado la región conoció lo que fue una experiencia del cólera cuando en Perú se inició con un barco que llegó a un puerto en Perú, eso después se expandió a más de 18 países de la región, afectó a más de un millón de personas y hubo más de 10,000 muertos.

La posibilidad de que esto se repita está ahí. Falta todavía tomar conciencia de que esto es una epidemia que tiene carácter de emergencia, y que hay que atacarla, abordarla en su integridad, no solamente en lo inmediato, si no también a largo plazo. Si no, se transformará en algo endémico y eso hará que sea muy difícil eliminarla después, los costos van a ser mucho más altos.

Centro de Noticias: ¿Cómo espera el Secretario General redoblar los esfuerzos un año después de haber lanzado su iniciativa?

Pedro Medrano: El Secretario General ha mostrado un gran compromiso y preocupación por la situación en Haití desde el primer día. Su iniciativa tuvo el propósito de apoyar el plan nacional para la eliminación del cólera. Ha utilizado todas las oportunidades para llamar a la comunidad internacional a reforzar su apoyo y recursos para luchar contra esta epidemia. Hoy podemos decir que hemos avanzado. Pero no es suficiente.

Bajo circunstancias muy difíciles hemos podido reducir la mortalidad a una media de menos del 1%. Pero al cumplirse un año de la iniciativa el mensaje es que no hemos salido del túnel. Si no queremos perder lo que hemos ganado, debemos redoblar los esfuerzos, sobre todo en materia de prevención.

Tenemos evidencia de que se puede evitar la transmisión si invertimos en ello durante los próximos seis meses, la estación de secas, que brinda una oportunidad. También necesitamos armar el equipo, la medicina, las tabletas purificadoras, todo lo que hace falta para detener el contagio. Si somos capaces de movilizar los recursos en los próximos dos o tres años, podremos no sólo reducir el número de casos sino la tasa de mortalidad.

Nuestro objetivo es ambicioso, es llegar a cero muertes y evitar que la epidemia se haga endémica. Hemos llegado a un punto crítico. Es momento de que la comunidad internacional entienda que no es sólo un problema de Haití sino de toda la región y de la comunidad internacional porque, en un mundo globalizado, no es posible pensar que una epidemia como esta será confinada a un solo país.

Centro de Noticias: ¿Cuáles son las necesidades a corto y largo plazo para eliminar el cólera en Haití?

Pedro Medrano: Primero que nada, necesitamos tener una tratamiento médico adecuado; necesitamos centros de tratamiento con personal capacitado; necesitamos medicamentos, necesitamos kits para examinar si es diarrea o diarrea y cólera; necesitamos catres; necesitamos fortalecer el sistema de alerta y tener un sistema de respuesta.

Y en eso estamos trabajando. También necesitamos trabajar duro a mediano plazo para detener la transmisión de la enfermedad, tomar medidas preventivas que requieren higiene, agua, saneamiento. Un país con agua y saneamiento estará en una mejor posición de combatir el cólera. Esas dos áreas, la de tratamiento y prevención, son la clave a corto plazo.

A mediano y largo plazo, necesitamos construir los sistemas de alcantarillado, agua y saneamiento. Pero no podemos esperar a que esos sistemas estén construidos sino que debemos actuar ahora.

Una de las mayores preocupaciones es cómo llegar a las comunidades alejadas de los centros de tratamiento. Es imposible para una familia que gana menos de un dólar al día tener acceso a tratamiento médico. Tenemos que ser capaces de llegar a esa gente.

Centro de Noticias: ¿Cuánto dinero se necesita?

Pedro Medrano: No estamos hablando de un gran monto si se compara con lo que hace falta en otras crisis del mundo. El plan nacional de diez años para la eliminación del cólera estima que precisa 2.000 millones de dólares. Esto permitirá que el 90% de la población tenga acceso a agua y sanidad al término de esos diez años. En los próximos dos años, calculamos que hacen falta 400 millones de dólares. Se ha conseguido la mitad. En lo inmediato, para las intervenciones de emergencia necesitamos 60 millones de dólares. Hemos recaudado una tercera parte de esa cantidad. Para los próximos seis meses precisamos tener los recursos que nos permitan implementar el componente de emergencia del plan nacional.

Centro de Noticias: ¿Cuál sería el panorama general del cólera en Haití en estos momentos?

Pedro Medrano: El cólera ha afectado a 680.000 personas. Este año habrá unos 50.000 casos nuevos. Pero la tasa de mortalidad se ha reducido a una media de menos del 1%. No es aceptable, pero es así. Necesitamos trabajar duro para llegar a una mortalidad cero. Pensamos que en los próximos dos o tres años podremos no sólo reducir a la mitad sino disminuir a un tercio los casos que tenemos hoy y quizá en cuatro o cinco años podremos eliminar los brotes de cólera.

Nuestra mayor preocupación es que, desafortunadamente, debido a otras crisis, la comunidad internacional ha olvidado en cierta forma la situación en La Española, específicamente en Haití. Ha llegado el momento de que la comunidad internacional entienda que es posible eliminar la enfermedad en Haití, pero para hacerlo necesitamos recursos internacionales. Haití no puede hacerlo solo.

Centro de Noticias: ¿Qué puede decirnos del compromiso de la ONU con el pueblo de Haití ahora que se acerca el aniversario del terremoto de 2010?

Pedro Medrano: Hemos estado ahí en tiempos de necesidad. Estuve en Haití antes del terremoto, haciendo trabajo humanitario. También sufrimos con los que perdieron la vida y con sus familiares y seres queridos. Muchos de nuestros colegas fueron afectados por el sismo. Pero tenemos un compromiso. Nos importa le gente de Haití. El pueblo haitiano entiende esto y lo sabe porque nos ha visto en el terreno, trabajando de cerca con él. El Secretario General le ha dicho al primer ministro de Haití: «Estamos con ustedes y seguiremos estando con ustedes». Si podemos movilizar el apoyo que necesitamos, podremos erradicar el cólera en Haití, esto convencido.

Noticias relacionadas