Relator pide políticas que garanticen el derecho a la alimentación

Olivier Schutter

Share

02 de diciembre, 2013 — Los países en desarrollo deberían tener la libertad de utilizar las reservas de víveres para asegurar el derecho a la alimentación de sus pueblos sin la amenaza de sanciones que marcan las reglas vigentes de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Así se expresó el relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación en vísperas de la reunión de alto nivel de la OMC que tendrá lugar del 3 al 6 de diciembre en Bali, Indonesia.

“Deben ser las reglas para el comercio las que se elaboren en torno a las políticas de seguridad alimentaria que necesitan los países en desarrollo, y no las políticas las que deban ajustarse las reglas de la OMC”, recalcó Olivier De Schutter.

En la víspera del cónclave donde se plantearán propuestas sobre las existencias de comida para la seguridad alimentaria como parte de las negociaciones de la Ronda de Doha, el experto afirmó que apoyar la producción local de víveres es la base para alcanzar el derecho a la alimentación.

El comercio debe complementar la producción local, no justificar su abandono, puntualizó.

De Schutter advirtió que la seguridad alimentaria se pone en riesgo cuando los países dependen demasiado de los mercados mundiales, como se demostró durante la crisis global de alimentos de 2007-2008.

El relator enfatizó que las reservas de alimentos son una herramienta crucial no sólo para las crisis humanitarias sino para que los campesinos tengan un ingreso estable y para que la población más pobre tenga acceso a alimentos asequibles.

Noticias relacionadas