Piden a China medidas más estrictas para reducir emisiones de CO2

Share

27 de noviembre, 2013 — A pesar del rápido avance de China hacia una economía más amigable con el medio ambiente, el país aún afronta importantes desafíos en ese campo para alcanzar sus objetivos de desarrollo sostenible.

Así lo subraya un informe dado a conocer hoy, elaborado por el ministerio de Protección Ambiental de China en conjunto con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El estudio subraya que en 2012 el país asiático invirtió casi 68.000 millones de dólares en energías renovables, la inversión más alta de su tipo en el mundo.

Además, ha logrado reducir en un 19% el consumo de energía del sector industrial y la producción de cemento, importantes contribuyentes a las emisiones de dióxido de carbono.

Por otra parte, destaca el ambicioso plan de ese país para reducir las emisiones de CO2 en un 45% para el año 2020.

No obstante, el PNUMA instó a China a adoptar medidas más estrictas, teniendo en cuenta que continúa siendo el mayor emisor de gases de efecto invernadero en el mundo y que afronta altos niveles de contaminación del aire y del agua.

Se estima que el 90% de los cursos de agua en las zonas urbanas están contaminados y que la polución del aire contribuye a la muerte prematura de 1,2 millones de personas al año.

Noticias relacionadas