Escasez de combustible dificulta la entrega de asistencia en Filipinas

Share

15 de noviembre, 2013 — La escasez de combustible está obstaculizando los esfuerzos que realizan varias agencias humanitarias de la ONU para asistir en Filipinas a millones de damnificados por el tifón Hayan.

Aunque la ayuda está llegando a ese archipiélago del Pacífico, el traslado de los suministros está tardando más de lo esperado, debido a la falta de combustible y las grandes cantidades de escombros que bloquean los caminos.

UNICEF cuenta con suficiente combustible para bombear agua limpia en la zona de Tacloban durante dos días, mientras que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) dice que sus medios de transporte están atrapados en el aeropuerto de Tacloban por la misma razón.

Elisabeth Byrs es portavoz del PMA en Ginebra.

"El PMA está buscando junto con las autoridades filipinas opciones para asegurar y almacenar el combustible. El jueves se distribuyeron más de 34.000 paquetes familiares de alimentos que se han distribuido en la provincia de Laite”, dijo Byrs.

Las cifras más recientes aportadas por el gobierno filipino a la ONU indican que son 12 millones las personas directamente afectadas por la tormenta, y casi un millón ha sido desplazada. Los muertos contabilizados ya sobrepasan los 4.400.

Noticias relacionadas