OCHA: preocupa falta de acceso a zonas afectadas por el tifón en Filipinas

(Foto de archivo: Jason Gutierrez)

Share

10 de noviembre, 2013 — Naciones Unidas y las agencias humanitarias asociadas han aumentado sus operaciones en Filipinas a raíz de la enorme magnitud de daños causados por el supertifón Haiyan, también llamado Yolanda, según anunció este fin de semana la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios(OCHA).

El gobierno de ese país estima que 9 millones y medio de personas resultaron afectadas y al menos 620.000 fueron desplazadas de sus hogares.

Por su parte, la Cruz Roja en Filipinas, que colabora con OCHA, dijo que al menos 1.200 personas han muerto y se espera que esa cifra vaya en aumento a medida que las áreas afectadas se hagan más accesibles.

OCHA indicó que la mayor preocupación en este momento es llegar hasta las zonas más golpeadas por la tormenta ya que muchas rutas y puentes quedaron destruidos. Esas vías cruzan por nueve regiones y 36 provincias. Además, especificó que los operativos de asistencia se ven dificultados porque demora unas seis horas llegar desde el aeropuerto hasta Tacloban.

En ese sentido, la agencia dijo que aún no se conoce el número exacto de sobrevivientes que quedaron sin acceso a alimentos, agua potable y medicinas, por lo que es de vital importancia llegar lo antes posible hasta quienes quedaron aislados.

La titular de OCHA, Valerie Amos expresó, por su parte, profunda tristeza por el desastre y llamó a la comunidad internacional a apoyar a Filipinas.

Amos detalló que un equipo de expertos de la ONU se ha desplegado a las zonas más afectadas, incluida la ciudad de Tacloban para apoyar al gobierno en las operaciones de evaluación de daños, así como en la asistencia de emergencia.

OCHA señaló que las necesidades inmediatas son agua, servicios de higiene, alimentos, medicinas, albergues, limpieza de escombros y equipos de comunicación.

El super tifón Haiyan tocó tierra el viernes y alcanzó vientos de entre 235 y 300 kilómetros por hora, lo que la hace la tormenta más fuerte de su tipo registrada hasta ahora.

Noticias relacionadas