República Centroafricana: Alta Comisionada advierte riesgos de espiral de violencia

(Foto de archivo: Djerassem Mbaiorem)

Share

08 de noviembre, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos advirtió hoy que la espiral de ataques y represalias violentas en la República Centroafricana puede sumergir al país en un nuevo conflicto de consecuencias desastrosas.

Navi Pillay se refirió al ataque del 26 de octubre de las milicias de autodefensa denominadas anti-Balaka, que ocuparon el poblado de Bouar, cerca de la frontera con Camerún.

Esa ocupación generó enfrentamientos con los ex militantes del grupo armado Séléka, causando la muerte de al menos veinte civiles y el desplazamiento de unas 10.000 personas, explicó el portavoz de la Alta Comisionada, Rupert Colville.

“Los últimos choques entre los ex integrantes de Séléka y los grupos de autodefensa son extremadamente preocupantes. Esos incidentes violentos han escalado las tensiones entre las comunidades, provocando rupturas en las corrientes religiosas y sectarias que podrían desestabilizar aún más al país”, apuntó Colville.

Recordó que durante décadas, las diversas comunidades étnicas y religiosas han convivido en la República Centroafricana e insistió en que esta espiral debe ser frenada antes de que se salga completamente de control.

Por otra parte, el portavoz mencionó el reciente hallazgo de restos de una masacre en la misma zona y urgió a las autoridades a iniciar de inmediato una investigación transparente e independiente que identifique a los responsables.

Noticias relacionadas