Enviados de la ONU alertan sobre el resurgimiento de la violencia en los Grandes Lagos

Mary Robinson (Foto de archivo: Sylvain Liechti)

Share

04 de noviembre, 2013 — Los enviados especiales de la ONU en la región de los Grandes Lagos expresaron preocupación hoy por el resurgimiento de la violencia entre el gobierno de la República Democrática del Congo y el movimiento rebelde M23.

En un comunicado, la enviada especial de la ONU para los Grandes Lagos, el representante especial de la ONU para la República Democrática del Congo y el responsable de la Misión de la ONU en ese país (MONUSCO) urgieron a las partes a poner fin a las hostilidades.

Mary Robinson, Martin Kobler y Boubacar Diarra tomaron nota del anuncio del cese de hostilidades por parte del M23 e indicaron que se trata de un primer paso necesario hacia la paz.

El 25 de octubre, el ejército congoleño lanzó una ofensiva nueva ofensiva contra las últimas posiciones del M23 en la provincia de Kivu del Norte. Tras varios días de enfrentamientos, el líder de los rebeldes ordenó ayer a sus fuerzas el cese inmediato de hostilidades.

Los enviados señalaron que el Diálogo de Kampala –suspendida hace dos semanas–conllevó un progreso sustancial y urgieron a las partes a seguir comprometidas con un proceso político que debe culminar con el desarme y la desmovilización del M23 y a la exigencia de responsabilidades por las violaciones a los derechos humanos.

Por último, indicaron que la Conferencia sobre los Grandes Lagos que se celebra hoy y mañana en Pretoria representa una gran oportunidad para construir el consenso y avanzar hacia el marco de cooperación para la paz y la seguridad en la región.

Noticias relacionadas