Relatora especial denuncia persecución de defensores de derechos humanos

Margaret Sekaggya (Foto de archivo: Jean-Marc Ferré)

Share

29 de octubre, 2013 — Los defensores de los derechos humanos que apoyan a las comunidades afectadas por proyectos a gran escala a menudo son vistos como personas que están en contra del gobierno o del desarrollo, e incluso como enemigos del Estado.

En su informe anual a la Asamblea General de la ONU, la relatora especial sobre los defensores de las garantías fundamentales recordó que los activistas que muestran sus reservas respecto a la construcción de grandes hidroeléctricas, presas, carreteras o proyectos de minería reciben amenazas y son perseguidos cuando hacen su trabajo.

Margaret Sekaggya indicó que esos activistas no están en contra del desarrollo sino que juegan un papel muy importante en su promoción.

“En algunos casos, cuando los defensores intentan entrar en contacto con mecanismos de derechos humanos u organismos internacionales de derechos humanos para informar sobre cuestiones que afectan a las garantías fundamentales, sufren amenazas y represalias”, lamentó la experta.

La relatora recordó que esos proyectos a gran escala deben respetar los principios de igualdad y no discriminación, participación, transparencia y responsabilidad.

En ese sentido, apuntó que es esencial que las comunidades afectadas por uno de esos planes puedan participar en la toma de decisiones y dar su opinión sobre el diseño del proyecto y su ejecución. j

Noticias relacionadas