Alta Comisionada advierte riesgo de consecuencias desastrosas por decisión de Corte dominicana

Navi Pillay (Foto de archivo: Violaine Martin)

Share

25 de octubre, 2013 — La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos expresó hoy profunda preocupación por el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la República Dominicana que declaró que los hijos de inmigrantes haitianos indocumentados, incluso los nacidos en suelo dominicano desde 1929, ya no tienen derecho a la ciudadanía.

Navi Pillay dijo en una entrevista exclusiva con Radio ONU que cientos de miles de personas podrían quedar privadas de una nacionalidad y lamentó el impacto negativo que tendría en una serie de derechos que les corresponden.

“La decisión puede tener consecuencias desastrosas para los descendientes de haitianos en la República Dominicana, poniéndolos en una situación de limbo constitucional, con el potencial de que cientos de miles sean apátridas, sin acceso a servicios básicos para los que se requieren documentos de identidad”, sostuvo Pillay.

La Alta Comisionada indicó que espera que el gobierno tome todas las medidas necesarias para asegurar que los ciudadanos dominicanos de descendencia haitiana no sean privados de sus derechos a una nacionalidad, de acuerdo con las obligaciones internacionales de derechos humanos de ese país.

Noticias relacionadas