Relatora alerta sobre la manipulación de la enseñanza de la historia

Farida Shaheed (Foto de archivo)

Share

24 de octubre, 2013 — La relatora de la ONU sobre los derechos culturales, Farida Shaheed, afirmó hoy que en muchos lugares del mundo, los relatos históricos promovidos en las escuelas por los Estados son problemáticos desde una perspectiva de derechos humanos.

Al presentar su informe anual ante la Asamblea General de la ONU, Shaheed añadió que para promover agendas políticas o los puntos de vista de los poderes dominantes, la enseñanza de la historia no reconoce la diversidad cultural y la multiplicidad de narrativas históricas entre y dentro de las comunidades.

“Ha llegado el momento de declarar explícitamente que tales políticas contradicen el derecho a la educación, el derecho de todos los individuos, grupos y pueblos a disfrutar y tener acceso a su propio patrimonio cultural, así como al de otros. También limitan el derecho a la libertad de opinión y de expresión y el derecho a la información”, dijo Shaheed.

La experta añadió que en muchos casos, esas políticas dependen de las restricciones injustificadas impuestas a las libertades académicas y a la promoción de un solo libro de historia en las escuelas.

En la mayoría de casos agudos de conflicto, estas políticas pueden verse como la continuación de la guerra en el ámbito de la cultura y la educación, o como un medio para prepararse para la venganza en el futuro.

Noticias relacionadas